Impacto de la tecnología en el mercado laboral

No es un secreto para nadie que la llegada de la tecnología a la vida de los seres humanos generó múltiples cambios, entre los más destacados o más notorios se encuentran: las relaciones sociales, la educación e incluso el mercado laboral sufrió grandes cambios.

La tecnología ha influido directamente en el ámbito laboral es incuestionable. Sin embargo, muchos se preguntan si sus efectos sobre el trabajo son positivos o negativos. Aunque aún surjan dudas, la evolución hacia puestos de empleo mucho más avanzados tecnológicamente ha supuesto un cambio positivo, reseña Ladiaria.com.uy.

La tecnología puede facilitar en gran medida el proceso del trabajo en la actualidad, gracias a esta, se ha logrado simplificar los procesos de producción y las formas en las que se desempeñan algunas tareas. Además, ha permitido llevar a cabo mejoras en las condiciones de trabajo, aumentar la seguridad y favorecer la comunicación y el flujo de intercambio de información, pero al mismo tiempo la tecnología traer efectos negativos en el mercado laboral, como por ejemplo las redes sociales que pueden distraer a los colaboradores en sus funciones y provocar errores que resultan bastantes costosos para cualquier empresa.

Otra de las negativas que ha tenido el impacto de la tecnología en el mercado laboral es que exige a los colaboradores estar cada vez más preparados para poder desempeñar funciones en una empresa, lo cual provoca despidos para los empleados más antiguos y que se consideraban más capacitados, pues la tecnología provoca cambios constantes en el mercado laboral y esos cambios provocan despidos y personal más capacitados.

Debido a la tecnología y sus cambios las empresas u organizaciones han tenido que invertir una gran cantidad de dinero en capacitación para poder tener el personal adecuado para realizar funciones nuevas y complicadas que solo puede operar una persona con conocimiento tecnológico previo.

Pero no todo es negativo en el impacto de la tecnología en el mercado laboral, está a incurrido en las empresas aportando más productividad y logrando una gran economía de los recursos de las empresas.

La  tecnología ha creado un nuevo perfil de empleados, el cual fue creados a partir de los avances tecnológicos como el teletrabajo o el trabajo cooperativo tienen un nexo en común: la flexibilidad. De ahí, que se haya producido un profundo cambio en el mercado laboral, en las competencias que son requeridas por las empresas y en la organización de las mismas.

Hoy en día, la demanda de talento se orienta hacia el perfil knowmad, que se caracteriza por ser innovador, flexible, interdisciplinar y permanecer en formación continua. La confluencia entre empleador y trabajador es cada vez más estrecha, teniendo en cuenta los beneficios que aporta la tecnología en este tipo de relaciones laborales. Mientras que el primero ve reducidos sus costes de producción, el segundo disfruta de mejores condiciones a la hora de conciliar su vida profesional con la personal.

En conclusión podemos decir, que a pesar de que la tecnología tiene sus puntos negativos y obliga a las empresas a afrontar nuevos retos y desafíos, está provoca que el día a día sea más productivos y fácil tanto para las a empresas, (esto porque permite el crecimiento mayor y más rápido), como a trabajadores (porque son más eficientes y productivos) y a los profesionales de recursos humanos (ya que les permite gestionar y elaborar estrategias mucho más complejas).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *