Grosor de la batería retrasa el mayor de los iPhone 6

Grosor de la batería retrasa el mayor de los iPhone 6. Un problema técnico podría retrasar la presentación y posterior comercialización del rumoreado iPhone 6 con pantalla de 5.5 pulgadas, también conocido como iPhone Air. Según fuentes del sector, las exigencias de Apple para afrontar eldiseño del phablet pasan por equipar el modelo con una batería de dos milímetros de grosor, algo que los proveedores de la firma no estarían en disposición de proporcionar por no contar con la tecnología necesaria.

Diseño del posible iPhone 6

La recopilación de información en torno al iPhone 6 apunta a una presentación múltiple, referida a  las hipotéticas dos versiones del modelo diferenciadas por el tamaño de la pantalla. Hasta el momento se cree que Apple mostrará al mundo dos variantes con display de 4.7 y 5.5 pulgadas, tamaños de pantalla adaptados a la tendencia de un mercado que demanda phablets cada vez con mayor frecuencia. Este evento se produciría en septiembre, aunque los últimos acontecimientos podrían trastocar los planes de la californiana, tal y como venía rumoreándose desde hace unas semanas.

El contratiempo

El iPhone 6 en versión phablet podría retrasarse a 2015 en vista de la aparición de posibles problemas técnicos en su fabricación. Más concretamente se trataría de un problema derivado del diseño del equipo que afectaría a nivel técnico. Y es que según la información procedente de los proveedores de componentes en Taiwán, Apple no podrá disponer de la batería necesaria para que su iPhone 6 ofrezca el perfil reducido deseado. Y es que la firma de la manzana querría sorprender a propios y extraños con un iPhablet de gran diseño dominado éste por el contraste entre las extensas dimensiones de la carcasa para dar cabida a un display de 5.5 pulgadas, pero a su vez un delgadísimo perfil.

Un diseño “imposible”

Para que los norteamericanos pudiesen dar rienda suelta a este concepto de iPhone Air (nombre que ya asignan al mayor de los iPhone 6), la firma reclama a sus suministradores de componentes una batería de menos de dos milímetros de grosor. Sin embargo, actualmente la tecnología aplicada a la línea de producción de las baterías, capaz de ofrecer un importante volumen de pedidos en un tiempo razonable, tan solo permite ensamblar baterías con 2.8 milímetros de grosor.

Esta dificultad sería pues la principal causa del supuesto retraso del modelo. La presentación del iPhone Air se pospondría para 2015, se supone para aquel momento en el que los fabricantes sean capaces de ofrecer a Apple las dimensiones necesarias para llevar a la vida real el diseño plasmado en papel. Y es que el aspecto externo de los iPhone es un factor muy importante para los estadounidenses, motivo por el cual no estarían dispuestos a rebajar sus pretensiones en lo que a diseño se refiere.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *