Google quiere convertir cabinas de teléfono en puntos de Wi-Fi

Con más de 7.300 cabinas telefónicas repartidas por Nueva York, la idea de convertir estas en puntos de acceso Wi-Fi con la que se pueda acceder a Internet es realmente buena. Las empresas que están detrás de este proyecto son entre otras Google y la propia ciudad de New York.

Free-Wi-Fi

La idea no es nueva ya que es muy similar al proyecto realizado por Gowex en Madrid, que todo a los visitantes de la ciudad de acceso Wifi a través de una red de hotspot en kioscos y autobuses. Aunque en esta ocasión las empresas que están detrás del proyecto son bastante más serias.

Como os decimos la ciudad de Nueva York quiere llevar a cabo un proyecto de transformación de las cabinas telefónicas en puntos de acceso Wi-Fi y desafió a más de 50 posibles interesados a presentar propuestas para el departamento de telecomunicaciones y tecnologías de la información. Google es uno de los principales interesados en llevar a cabo este proyecto, pero se enfrentará a la competencia de otros gigantes tecnológico como Cisco, IBM y Samsung.

La empresa responsable del motor de búsqueda está haciendo un esfuerzo para aumentar el acceso digital en los Estados Unidos (y en todo el mundo) con el fin de ganar más usuarios y beneficiar de paso a sus servicios de publicidad. Os recordamos que Google también está trabajando en la prestación de servicios de banda ancha en varias ciudades de Estados Unidos, y en estos momentos ofrece conexión inalámbrica en el área de Mountain View (lugar donde está establecida su sede) y el barrio neoyorquino de Chelsea (en el que tiene una oficina).

El proyecto desafía a las empresas que quieran participar a crear nuevos diseños que sustituyen a las cabinas de teléfonos actuales – que son más de 7300 – y ofrecer Wi-Fi, servicios de telefonía y de publicidad en los cinco condados de Nueva York. El objetivo de la Junta es que las empresas pueden cobrar por el servicio telefónico, pero no para el acceso a Internet.

Aunque el origen del proyecto se remonta a 2012, cuando Michael Bloomberg era alcalde de Nueva York, la llegada de Bill de Blasio a la dirección de la ‘Gran Manzana’ ha logrado dar un mayor empuje a este proyecto. La intención es que los puntos de acceso Wi-Fi funcionen en conjunto, lo que le permitirá mantenerse conectado mientras nos movamos por la ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *