Google lanza coche que conduce solo

Google presenta el coche que conduce solo. La idea de Google de lograr un coche que se conduzca solo, no es ni mucho menos nueva, después de varias pruebas basadas en modelos híbridos de Toyota y Lexus ­–en los que incluso invitó hace tan sólo unos días a un grupo de periodistas a dar una vuelta– parece que Google ha decidido crear su primer prototipo desde cero.

choche_google_sin_conductor

Como se puede observar en la imagen el nuevo coche autónomo de Google no cuenta con un diseño demasiado atractivo, parece más la cabina de un teleférico que un coche, aunque también se da un cierto aire al BMW Isetta de Steve Urkell. Y es que Google ha querido prescindir de cualquier tipo de lujos: nada de equipo de música, guantera o asiento trasero ¿para qué? Y ya puestos –habrán pensado los ingenieros de Google– ¿por qué no nos deshacemos del volante o los pedales de aceleración y freno? De hecho, sólo cuenta con un botón de inicio y paro, una pantalla que muestra la ruta y dos asientos.

Y es que lo que hace distinto a este prototipo frente a los anteriores modelos presentados por Google, es que estamos ante un coche totalmente independiente conducido en todo momento por un ordenador. En prototipos previos la persona situada delante del volante podía tomar el control del vehículo en cualquier momento, ahora esto ya no es posible –recordemos, no hay volante– por lo que los ocupantes están totalmente a merced de las decisiones del coche.

El peculiar diseño del coche sin conductor de Google tiene un claro objetivo, que no es otro que eliminar los puntos ciegos y obtener una visión periférica en 360 grados, en lugar de los 12 grados con los que cuentan los prototipos previos. Para ello, cuenta con sensores láser de alta precisión montados alrededor del vehículo.

Para hacer frente a problemas de seguridad, el coche de Google sólo viajará a una velocidad máxima de 25 millas por hora (unos 40 Km/h), la parte delantera del coche está acolchada con espuma, y ​​el parabrisas delantero es flexible para evitar problemas en caso de colisionar con peatones o bicicletas.

De momento parece que Google no tiene planes de vender sus coches sin conductor, ya que todavía estaría buscando socios que dieran un poco más de “glamour” al proyecto. Mientras tanto Google está planeando la construcción de unos 100 prototipos durante los próximos dos años para ponerlos en manos de valientes voluntarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *