Google eliminara las aplicaciones abandonadas de la Google Play

Google podría eliminar de la Google Play aquellas aplicaciones que no están siendo actualizadas. La compañía está mandado notificaciones a desarrolladores concretos para avisarles de ello. En caso de no tomar medidas, se limitaría la visibilidad de la app, o, en el peor de los casos, se borraría.

En la política de privacidad de datos de usuarios de Google se establece lo siguiente: cualquier aplicación que haga uso de información personal confidencial debe ser transmitida de forma segura e incluir una política de privacidad. Todas aquellas aplicaciones que no cumplan con esta norma podrían ser eliminadas o permanecer ocultas a partir del próximo 15 de marzo.

Desde Google buscan proteger a sus usuarios de aplicaciones maliciosas o que recopilen datos personales. En los últimos tiempos, la Google Play se ha convertido en un lugar poco seguro, lleno de apps de dudosa utilidad, que buscarían, en algunos casos, infectar nuestro dispositivo. El trabajo que hace la compañía es cada vez mayor. Ahora, Google estaría mandado una notificación a algunos desarrolladores para avisarles de cumplir con la política de privacidad de la compañía. Este movimiento serviría para proteger a sus usuarios de abusos. Como por ejemplo en el caso de Meitu. En esta aplicación se recopila una buena parte de información personal, sin que esté realmente relacionada con las funciones de la app. Pero Meitu lo especifica en su política de privacidad. En cualquier caso los desarrolladores están recibiendo un correo electrónico como este.

Google Play Store

Como es lógico, con esta medida no se evitará que desarrolladores sin escrúpulos continúen haciendo lo que deseen hasta ser descubiertos. Pero en primera instancia, esta nueva política tendría un efecto muy positivo: el de limpiar aquellas aplicaciones que han sido abandonadas por desarrolladores. Bien porque hayan abandonado su desarrollo, o porque no quieran realizar los cambios oportunos. Por lo tanto, acabarán ocultándose al público. Como decimos, todo esto comenzará a entrar en vigor a partir del próximo 15 de marzo.

Todos los desarrolladores que reciban el aviso anterior tendrán dos opciones para seguir manteniendo visible su aplicación en la Google Play. A partir del 15 de marzo tendrán que incluir una política de privacidad para explicar cómo y para qué se utilizan los datos de los usuarios. O dejar de recopilar estos datos. Google también estaría trabajando en otras medidas para su tienda de aplicaciones.

La compañía podría añadir un botón de actualización para actualizar ciertas aplicaciones sin tener que pasar, una por una, por el panel de descarga. El objetivo que se persigue es bastante claro: ordenar mejor las aplicaciones instaladas. Se trata de algo que se lleva años pidiendo a gritos para localizar las herramientas sin gastar demasiado esfuerzo ni tiempo. Estos cambios irán llegando de forma paulatina, de momento se encuentran en pruebas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *