Furia del tornado en Oklahoma deja gran destrucción

Furia del tornado en Oklahoma deja gran destrucción. La tragedia azotó al suburbio de Oklahoma City, donde murieron al menos 24 personas, una cifra corregida a la baja tras un saldo inicial de 91. Pero también hubo lugar para el milagro, como atestiguan los testimonios de quienes lograron sobrevivir al potente tornado.  Las alarmas sonaron cuando el embudo negro de viento llegaba a Moore, de 55.000 habitantes, en las afueras de Oklahoma City, a media tarde del lunes, aunquenadie anticipó su capacidad de destrucción.

181611

 Una mujer con raspones en la cara que se identificó como Elizabeth, describió a la televisión local KFOR-TV que aceleró por la autopista para intentar llegar a su casa y salvar a su perro Ginger.

 Una vez allí, se metió en una tina de baño con el perro y unas cuantas almohadas, mientras el tornado sacudía y levantaba todo a su paso. Lo próximo que vio fue su casa convertida en escombros. “No puedo creer que hayamos sobrevivido a esto”, dijo.

 Lando Hyde, trabajador de establo, también pensó primero en los animales: corrió para liberar a numerosos caballos antes de zambullirse de buscar refugio.

 El tornado destruyó los establos, arrojando además una camioneta sobre ellos, según relató. “Era realmente ensordecedor y uno podía ver las cosas volando por todas partes”, contó.

 El tornado, con vientos entre 260 y 320 km/h, destruyó al menos dos centros educativos, incluyendo la escuela primaria Plaza Towers, donde murieron unos siete niños, de acuerdo con un reporte de la CNN, aunque las víctimas fatales podrían ser más.

 Un alumno de sexto año llamado Brady relató a la cadena televisiva cómo él y sus compañeros se refugiaron en los baños con los docentes, y narró que luego fueron evacuados rápidamente, debido a una probable fuga de gas.

 Los esfuerzos de rescate comenzaron casi inmediatamente, mientras los alarmados residentes corrían de un lado a otro sobre las casas devastadas buscando sobrevivientes. La búsqueda continuó a los largo de la noche y se teme que el balance de muertos aumente.

 El estado de Oklahoma se encuentra en el llamado Corredor de Tornados, una vasta zona que va desde Dakota del Sur hasta Texas. La ciudad de Moore ya había sido destruida en parte en mayo de 1999, cuando un tornado dejó 44 muertos.

 “Cuando llegué a casa me di cuenta de que no quedaba nada de ella”, lamentó una mujer no identificada a CNN. “El frente aún está de pie, pero la parte de atrás desapareció. Mi baño está, honestamente, intacto. Perdimos los animales. Perdimos todo“, agregó.

 Steve Wilkerson también perdió su hogar, aunque dijo estar agradecido de que su familia haya sobrevivido. “Lo arreglaré. Seguiré adelante. Sólo quiero quebrarme y llorar, pero hay que ser fuerte y seguir adelante“, aseguró en la televisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *