Formas de ser más inteligente científicamente comprobadas

Formas de ser más inteligente científicamente comprobadas. Si bien todos nacemos con un determinado Coeficiente Intelectual (C.I), está demostrado que éste puede ser modificado a lo largo de nuestra vida. En este sentido, los expertos aseguran que nuestro cerebro es como un músculo que debe ser ejercitado si queremos optimizar su funcionamiento. A continuación, te presentamos 6 formas de ser más inteligente científicamente comprobadas.

pareja-inteligente

1. Dormir la siesta
Diversos estudios han demostrado que el sueño consolida nuestros recuerdos y nos permite convertirlos en aprendizaje. Con sólo dormir una hora y media de siesta al día fortalecerás la conexión entre ciertas neuronas, facilitando la generación de memoria a largo plazo.

2. Jugar videojuegos
Aunque muchos los consideran una distracción y ven con preocupación cómo los niños pasan horas frente a ellos, recientes investigaciones sugieren que los videojuegos fortalecen la atención visual, un elemento clave del aprendizaje en cualquier temática.

3. Hacer ejercicio
Además de generar una sensación de bienestar y prevenir ciertas enfermedades, el ejercicio físico también estimula la producción de BDNF, una molécula responsable de la creación de nuevas neuronas y del proceso fisiológico conocido como sinapsis.

4. Conectar con la naturaleza
Un estudio de la Universidad de Michigan revela que vivir en grandes ciudades puede empobrecer nuestra capacidad cognitiva. Por eso los expertos recomiendan conectar con la naturaleza de vez en cuando como forma de ejercitar el cerebro y tranquilizar la mente.

5. Aprender un nuevo idioma
Si bien aún no hay consenso científico respecto a los motivos que explican el fenómeno, está demostrado que las personas bilingües tienen una mayor habilidad mental que quienes dominan un solo idioma.

6. Comer verduras
Un estudio de la Universidad de Florida reveló que los niños que siguen una dieta saludable tienen un coeficiente intelectual más alto que los que pasan sus días atiborrándose con comida chatarra. Además, las verduras aportan potasio, magnesio, ácido fólico y fibra, elementos esenciales para que el cerebro funcione a su mejor nivel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *