Formas de actuar hoy para ser feliz mañana

La felicidad… ¿utopía o realidad? Independientemente de lo que creamos, lo cierto es que todos anhelamos ser personas felices hoy y en el futuro. Pero quizás no nos damos cuenta de que si queremos ser felices mañana, debemos actuar hoy de la mejor forma posible, ya que nuestra actitud en el “ahora” repercute de una forma directa en nuestra felicidad del “mañana”. Cambia tu actitud y tu rutina con estos cinco pasos para, al menos intentar, ser una persona un poquito más feliz con el paso del tiempo. ¡Tu “yo” del mañana lo agradecerá!

ser feliz 1

1. Cambia tu ritmo de vida
Tener un ritmo de vida poco saludable, aunque ahora te haga feliz, puede pasarte factura en un futuro no muy lejano. Mala alimentación, poco descanso, demasiadas salidas nocturnas… todas esas cosas y muchas más puede que ahora no te sienten mal, pero si no sabes modificarlas, puede que en un tiempo notes las consecuencias.

2. Dile adiós al rencor
Vivir con rencor puede suponerte grandes “dolores de cabeza”, pero sobre todo te los dará en el futuro. Intenta dejar de lado las discusiones, los malentendidos y aprende a perdonar y pedir perdón. Si no lo haces puede traerte una infelicidad enorme en el futuro, porque quizás ya sea demasiado tarde y hayas perdido a alguien que te importaba por tu cabezonería y orgullo.

3. Cuida a la gente que te importa
Los amigos, la familia, la pareja… muchas veces parece que van a estar ahí para siempre, ¿verdad? Nada más lejos de la realidad. Si queremos conservar a las personas que nos rodean, debemos cuidarlas cada día, hoy. Si te acomodas y no les demuestras a todas esas personas lo importantes que son para ti, puede que mañana no estén y con ellas se vaya también tu felicidad.

4. Lucha por todo lo que quieres (aunque parezca imposible)
Muchas personas se arrepienten a lo largo de su vida de no haber apostado por aquello en lo que creían, por sus sueños, por sus ilusiones. No dejes que se te escapen las cosas que te ilusionan y que te hacen feliz, deja de lado el miedo, la inseguridad y la cobardía que te paralizan y apuesta fuerte. Mañana vas a agradecerlo.

5. ¡Ahorra!
Hoy estás feliz, encantado. Has encontrado un gran trabajo o algo que te reporta grandes beneficios. Eso es perfecto. Lo que no lo es tanto es malgastarlo con la absurda idea de que no se acabará jamás. Nunca sabes dónde estarás mañana, así que ahorra todo lo que puedas, porque quizás ese dinero que ahora te hace tan feliz mañana te atormente por su falta ante tu inconsciencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *