Facebook pretende leer la mente de los usuarios

Facebook quiere meterse en tu cabeza. Podría parecer una metáfora, ya que la red social más utilizada del mundo está ansiosa por saber qué hacen sus usuarios a cada momento, pero la realidad es que Facebook está trabajando en un proyecto para leer la mente. En concreto, se trataría de una plataforma con la que las personas podrían leer los pensamientos de otros y comunicarse entre sí a través de ondas cerebrales. Es decir, convertir en literal la pregunta con la que Facebook nos recibe siempre: ¿Qué estás pensando?

En junio de 2015, durante una sesión online de preguntas y respuestas a través de Facebook, Mark Zuckerberg dijo que “creo que algún día podremos mandarnos pensamientos completos entre nosotros usando la tecnología. Simplemente, podrás pensar en algo y tus amigos podrán experimentarlo, si lo quisieras”. Ya sabes, lo que todos conocemos como telepatía. Suena a fantaseo inspirado por la ciencia-ficción, pero si una persona tan inteligente como Zuckerberg lo expresa en público, es que algo hay detrás.

Facebook

En efecto, Facebook creo en 2016 una división de trabajo específica, llamada Building 8, de la que no se sabe mucho más aparte de su objetivo principal: desarrollar productos de hardware que contribuyan a “conectar el mundo” y crear la “plataforma de comunicación del futuro”. Para ello, Building 8 está publicando ofertas de trabajo en las que busca a personal con conocimientos muy específicos, como un ingeniero con experiencia en interfaces cerebro-ordenador (en inglés, Brain Computer Interface, o BCI). Los menesteres del afortunado incluyen la aplicación de métodos de aprendizaje automático o machine learning para interpretar datos de neuroimagen, un conjunto de técnicas del campo de la neurociencia para plasmar en imágenes el sistema nervioso, y que se ha usado de forma experimental para identificar pensamientos y controlar dispositivos con la mente. Como Stranger Things, pero sin sangre saliendo por la nariz. O eso esperamos.

Otros anuncios buscan a ingenieros que puedan desarrollar técnicas de neuroimagen no invasivas (menos mal, que las agujas dan mucha grima), y crear experiencias hápticas más realistas, es decir, simular el tacto a través del ordenador y dejar de hacer las cosas con las manos, como los trogloditas. No está demasiado claro cómo va a conseguir Facebook su objetivo, pero lo que sí es patente es que se toma su proyecto muy en serio. La compañía de Zuckerberg fichó en 2016 a Regina Dugan, la exdirectora de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa, más conocida por su acrónimo DARPA (sí, suena como la Iniciativa Dharma), adscrita al Departamento de Defensa de Estados Unidos. Cuando la contrataron, Dugan dijo que estaría al cargo de la construcción de “tecnologías que enlacen el mundo físico y el mundo digital”.

Facebook

Muchos de los trabajos que ofrece Building 8 están sometidos a un plazo máximo de dos años, lo que lleva a pensar que quizá se trate de una división parecida a Alphabet X, un grupo de Google conocido por desarrollar nuevos productos en plazos prefijados y, si funcionan, lanzarlos como empresas independientes. Aunque la idea de actualizar el estado de Facebook a golpe de pensamiento es demasiado apetecible como para que eche a volar así como así.

Esperamos que, al menos, toda esta tecnología telepática incluya los botones de Aceptar y Cancelar, o no nos va a dar el día para atender tanta notificación. Y tú, ¿qué estás pensando?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *