Facebook Messenger la aplicación mas invasiva

Cuando los usuarios se descargan la app gratuita de Facebook Messenger, cabe suponer que alguno no lea la lista completa de Términos y Condiciones de uso que hay que aceptar antes de poder descargarla. Sin embargo, después de que algunos usuarios concienciudos encontraran algunas cláusulas preocupantes, es posible que le prestemos algo más de atención.

facebook_messenger

Y es que la app no sólo nos pide permiso para sincronizarse con Facebook, acceso a nuestra cámara y micrófono (para poder hacer videollamadas), a nuestra lista de contactos y a nuestra galería (para poder enviar fotos), si no que va mucho más allá. 

facebook permisos

Para empezar, todos los que ya hayan descargado la app la han autorizado a llamar a números telefónicos sin que medie su intervención. Es decir, podría llamar a números sin necesidad de pedirte permiso, por las buenas, y sin nisiquiera mostrarlo en pantalla. También estará autorizada para hacer lo mismo con los mensajes SMS. Esto no sólo supone una invasión de la privacidad, sino que también podría llevar acargos inesperados en nuestra factura de teléfono.

Sin embargo, el detalle que pondrá de los nervios a los más paranoicos, y con razón, es el acceso ilimitado a la cámara y el micrófono. Por supuesto, ninguno de los dos accesos tendrán que ser autorizados, ni siquiera notificados al realizarse.

¿Esto quiere decir que Facebook puede ver por la cámara de mi teléfono en cualquier momento? Eso es exáctamente lo que quiere decir. Y aún peor: Facebook puede hacerlo porque los usuarios, al descargar la aplicación, le han dado permiso. Y dado que La red social ya ha eliminado la posibilidad de usar el chat si no es a través de la app, los usuarios están entre la espada y la pared. 

¿Renunciar a la privacidad, o no poder chatear por Facebook? La jugada le ha salido muy bien a Zukerberg, que ahora además dispone de muchísima información de usuarios que sacar a la venta, y que compensará más que de sobra el hecho de que Facebook Messenger sea gratuita. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *