Evitar que el celular te de dolores de cuello

Gracias a las múltiples comodidades que proporciona, la tecnología forma cada día una parte más importante de nuestras vidas. Sin embargo, no todo son ventajas, ya que el mal uso de la misma puede ocasionar algunos inconvenientes que acaban por resentir nuestra salud.

size1_74186_celu

Al menos, eso es lo que se desprende de un estudio realizado por el prestigioso cirujano de Nueva York Kenneth K. Hansraj, cuyas conclusiones advierten de que la forma en la que habitualmente consultamos los teléfonos móviles puede acarrear graves problemas a nuestros cuellos y espaldas.

En concreto, la investigación asegura que el simple gesto de sacar el teléfono del bolsillo e inclinar la cabeza hacia abajo para leer la notificación que acaba de sonar supone tal esfuerzo para la columna vertebral que, a la larga, puede provocar dolores y problemas musculares en la espalda.

Para llegar a esta conclusión, Hansraj analizó a partir de un modelo informático la fuerza que soporta la espina dorsal al inclinar la cabeza hacia abajo. De acuerdo con los datos, con una inclinación de tan solo 15 grados, el cuello soporta una presión similar a la de 12,25 kilogramos. Con 45 grados, la fuerza sube hasta los 22,2 kilos, mientras que bajar la cabeza 60 grados equivale a llevar un peso de más de 27 kilos en la parte superior de la espalda.

Por suerte para los millones de personas que realizan estos gestos decenas de veces cada día, este trabajo explica también la forma de evitar sufrir lesiones en el cuello o la espalda. La solución propuesta por este cirujano es tan simple como levantar los brazos hasta la altura de la cara y mirar al aparato con la cabeza erguida y mirando al frente. Además, el estudio recomienda practicar ejercicios de estiramientos de cuello para relajar la musculatura cervical.

Esta investigación alerta también de los riesgos que supone para la espalda pasar el día sentados frente al ordenador, tal y como ocurre en muchos trabajos actuales. Por ello, este especialista recomienda adoptar una postura correcta, situar el monitor a la altura de los ojos para mantener la espalda recta y hacer frecuentes descansos para andar un poco, ya que esa actividad física ayuda a relajar la musculatura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *