Evita quedarte sin datos en el móvil por culpa de WhatsApp

Hoy en día prácticamente todos tenemos una tarifa de datos en el móvil que nos permite estar siempre conectados en cualquier momento y en cualquier lugar. A diferencia de las conexiones ADSL o FTTH de casa, las tarifas móviles solo tienen una limitada cantidad de tráfico al mes de manera que, pasado dicho límite, la velocidad se reduce a un límite que hace imposible navegar o nos empiezan a cobrar el tráfico en exceso, según la tarifa contratada.

whatsapp-fondo-verde-copy

Cuando nos conectamos a Internet desde nuestro smartphone se ejecutan un gran número de aplicaciones (Facebook, Instagram, Snapchat, WhatsApp, Gmail, etc) de manera que puedan estar siempre actualizadas y poder advertirnos en tiempo real en el momento que recibamos una notificación. Mientras que estas comprobaciones generan un tráfico inapreciable, es posible que ciertos contenidos de las mismas (fotos, vídeos, etc) sí que consuman más de la cuenta, llegando incluso a dejarnos sin datos recién entrado el mes, según el tamaño de nuestra tarifa.

El contenido multimedia de WhatsApp puede acabar con las tarifas de datos más reducidas

En el caso concreto de WhatsApp, por ejemplo, los mensajes de texto apenas generan tráfico, sin embargo, es posible que algunos usuarios compartan con nosotros otro tipo de contenido (por ejemplo, fotografías, vídeos, documentos) e incluso hacernos llamadas de voz, algo que aumenta considerablemente el gasto de datos.

Por ello, en este manual os vamos a enseñar cómo podemos configurar nuestro WhatsApp para evitar que se descarguen contenidos pesados del cliente de mensajería, especialmente cuando estemos conectados a una red móvil 3G/4G. Además, también vamos a ver cómo podemos reducir el gasto de megas en las llamadas de voz utilizando el algoritmo alternativo que, aunque ofrece menos calidad, el gasto es considerablemente menor.

También debemos tener esto en cuenta si viajamos al extranjero ya que, por lo general, el tráfico fuera de nuestro país (roaming) se cobra a parte (y bastante caro el precio por mega) de manera que si estamos fuera y nuestro WhatsApp empieza a descargar archivos sin nuestro permiso es posible que terminemos encontrándonos con una sorpresa.

Siguiendo el manual anterior podremos asegurarnos de que no recibimos de forma automática ningún tipo de archivo multimedia innecesario, aunque, si lo necesitamos, sí que podemos comenzar la descarga manualmente pulsando sobre él, algo muy útil especialmente para los usuarios que forman parte de grupos a través de los cuales se envían muchos archivos irrelevantes.

De esta manera nos aseguraremos que WhatsApp no se gasta la tarifa de datos sin nuestro permiso, pudiendo llegar a fin de mes sin problemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *