Evita los errores más comunes al colocar el router Wi-Fi en casa

A la hora de disfrutar de la conexión inalámbrica a Internet que nos ofrece nuestro router Wi-Fi puede que muchas veces estemos contribuyendo a que la señal no sea todo lo potente que podría ser y de esa manera estemos perdiendo eficacia. Vamos a repasar algunos de los errores más comunes que pueden cometerse a la hora de instalar un router Wi-Fi y que al evitarlos ayudaremos a nuestro equipo a dar todo su potencial.

apertura-router

Evitar los rincones al ubicar el router

Las operadoras han contribuido en parte a que los usuarios con menos conocimientos en la materia no tengan en cuenta consideraciones tan básicas como es el lugar de colocación del router Wi-Fi. Los equipos auto-configurables simplifican al máximo la instalación y únicamente dejan a mano del usuario la mera elección del lugar donde conectaremos el router y aquí pueden llegar los primeros problemas. Los rincones de las habitaciones o las estancias más alejadas no son la mejor idea, ya que hay que optar por ubicaciones céntricas para que la señal llegue en las mejores condiciones y de forma equitativa a toda la casa.

El firmware desactualizado no ayuda

El fabricante de nuestro router puede tener disponible en su página web las últimas versiones del firmware del equipo que servirán de ayuda para corregir problemas de seguridad, pérdidas de rendimiento en algunos casos o bugs que pueden hacer que no le estemos sacando todo el partido posible. Por eso antes de decidir donde colocarlo, es importante contar con las últimas novedades en cuanto a firmware.

apertura-router-wifi

En varias alturas, usar otro Wi-Fi para extender la señal

Tratar de dar cobertura a varios pisos con un único dispositivo no es lo ideal siempre. Como hemos comentado otras veces, en ocasiones la mejor ayuda para colocar un router Wi-Fi y permitir que la señal llegue a toda la casa es utilizar algún equipo accesorio como los PLC conectado a la red eléctrica o simplemente un router Wi-Fi menos potente que ya no usemos que nos ayude a ampliar el alcance de la señal a otras estancias de la casa o incluso a distintas alturas.

Evitar los aparatos eléctricos

Aunque los routers de doble banda están suponiendo un gran avance a la hora de salvar las interferencias en la seña, hay que tratar de evitar instalar el router cerca de cualquier equipamiento eléctrico. Pequeños electrodomésticos, videoconsolas, aparatos con conectividad Bluetooth…todo ello puede provocar una saturación de la banda de 2,4 GHz e interferir en la señal de nuestro Wi-Fi.

Orientar las antenas en vertical

Es un tema sobre el que se ha debatido largo y tendido. Por lo general, colocar las antenas del router en posición vertical es lo recomendado, por esto es idóneo que siempre apunten hacia arriba. Cuando contamos con equipos con más de una antena omnidireccional podemos variar ligeramente la inclinación de las mismas para contrastar el rendimiento obtenido . Lo ideal es probar distintas configuraciones por nosotros mismos y adaptar cada equipo a las necesidades y características de nuestra vivienda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *