Errores más comunes a la hora de entrenar

Muchas personas comienzan a entrenarse para mejorar su figura, su salud, sentirse mejor o alcanzar algún objetivo deportivo. Es importante tener en cuenta algunos hábitos, que sin aparentarlo, son errores que impiden alcanzar los objetivos deseados.

size1_26481_image54b9280892cd41.19977947

Muchos de estos tienen que ver con las elecciones en la alimentación o con la elección de las rutinas de entrenamiento, sobre todo en trabajos que tienen el objetivo de bajar peso y mejorar la figura.

Entrenarse de una a dos veces por semana y sin continuidad: la clave principal para bajar de peso y mantenerlo es la disciplina y la regularidad. De nada sirve y hasta puede resultar peligroso ejercitarse dos veces por semana con mucha intensidad. Lo óptimo es realizar una rutina con frecuencia aunque esta, en un principio, no sea muy exigente.

Realizar sólo entrenamiento aeróbico: el trabajo anaeróbico, es decir el que se hace en el gimnasio, es también necesario ya que tonifica y fortalece el cuerpo, ayuda a mantener el metabolismo en funcionamiento y previene el efecto rebote al detener la actividad.

Comer más para tener más energía: usualmente al concluir un entrenamiento extenuante se tiende a comer en grandes cantidades. Esto puede ser un obstáculo a la hora de bajar tallas. Es bueno comer un poco más pero no en exceso y comidas que no aporten cantidades significativas de calorías.

Hacer sólo abdominales: focalizarse sólo en esta parte del cuerpo suele ser lo más común y lo que menos resultados provee, ya que se trata sólo de un grupo musculas parte de un conjunto. Si se desea bajar de peso y mejorar la figura se deben trabajar todos los grupos musculares para equilibrar y reducir toda la grasa corporal.

Tomar demasiadas bebidas isotónicas: estas ayudan a recuperarse pero en entrenamientos de alto rendimiento, en rutinas simples en un gimnasio sólo calorías a la dieta. Con agua el cuerpo se rehidrata y obtiene lo necesario para continuar entrenando.

Estos errores son muy comunes al entrenar, sobre todo cuando el objetivo es bajar de peso. Tenerlos en cuenta y evitarlos ayuda a alcanzar el objetivo deseado con mayor rapidez y evitando algunos riesgos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *