Errores más frecuentes al hablar inglés

Errores más frecuentes al hablar inglés. Los españoles cometemos muchos errores cuando hablamos o escribimos en inglés. Así lo demuestra un estudio realizado por Cambridge University Press, que ha analizado los exámenes internacionales realizados por más de 200.000 alumnos españoles en los últimos 20 años.

Entre los 50 fallos más comunes en el uso de la lengua de Shakespeare, la editorial inglesa destaca la dificultad de los estudiantes españoles para escribir correctamente las palabras «which» (la solemos escribir sin la ‘h’ intermedia), «comfortable» (le ponemos una ‘n’ en lugar de ‘m’) y «because». Solo esta conjunción apareció escrita en los exámenes analizados (KET, PET, First, Advance, Proficiency) de 237 formas erróneas, como por ejemplo, «becouse», «becuase» o «becoz».

«Hemos descubierto que nos resulta más fácil escribir correctamente sustantivos que verbos y que el tradicional ‘escribo como me suena’ sigue totalmente vigente», explica la directora editorial de Cambridge University Press, Jeannine Bogaard.

Además de las faltas de ortografía y la mala pronunciación, también son muy típicas las confusiones de los llamados «falsos amigos», es decir, aquellas palabras que se escriben de forma muy similar o idéntica en ambas lenguas, pero que significan cosas distintas. Entre estos, los más frecuentes son: «assist» (significa “ayudar”, no “asistir a un evento”), «actual» ( “de hecho”, no “actual”), «comprehensive» (“completo” y no “comprensivo”), «sympathetic» (significa “compasivo” y no “simpático”) y «fabric» (es “tejido”, no “fábrica”).

Pese a todo, el estudio señala que escribimos el inglés mejor de lo que lo hablamos. «El 30% de nuestros fallos son de gramática», aclara Bogaard, quien señala que este estudio «permite adaptar nuestros métodos de enseñanza a los errores más comunes que se producen entre los alumnos de España».

Esta larga lista de fallos ha permitido a la editorial inglesa elaborar además una app para móviles mediante la cual, a través de simples juegos centrados en estos errores, «los españoles pueden aprender a poner cada letra en su sitio». «La aplicación es gratuita y ha surgido a raíz de los resultados de este estudio”, comenta Bogaard.

La editorial confía que esta herramienta consiga que los españoles aprendan que un «coffe» con una sola «e» no más que achicoria o que un «bussines» cambiando la «s» de lugar está condenado al fracaso. Al menos, sentido del humor no les falta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *