En Buenos Aires ya existe el Papa Tours

En Buenos Aires ya existe el Papa Tours. Ya existe una recorrida turística en Buenos Aires pensada por agentes privados que cuesta cerca de mil dólares. Mauricio Macri también anunció su proyecto  impulsado desde el gobierno de la Ciudad. El tour en imágenes

Pope Francis arrives in Saint Peter's Square for his inaugural mass at the Vatican

Ni bien se conoció la noticia de que el próximo Papa será argentino, todos los rincones alrededor de la vida del ex Cardenal Bergoglio, en la Ciudad de Buenos Aires se convirtieron en lugares prácticamente sagrados. Y hay muchos que no dudaron además en verlos como una fuente de ingresos rápida y cargada de fanáticos no sólo locales, sino del mundo entero.

Es que la “papamanía” despertó el fervor de agentes de turismo locales que ven en la noticia una gran oportunidad de negocio y también provocó que el actual Jefe de Gobierno Mauricio Macri declare minutos después de ser saludado en Roma por el propio Papa Francisco, que ya está trabajando para armar el “Papa Tour oficial” de la Ciudad de Buenos Aires.

Hoy existen hoteles y empresas de turismo privadas que ya incluyen entre sus servicios“una fascinante visión de los hitos que marcaron la vida del sacerdote jesuita”. Por una suma de US$ 970 dólares estadounidenses, el tour incluye el lugar de nacimiento de Bergoglio, una visita guiada al Seminario Jesuita donde estudió, el Colegio del Salvador, donde fue profesor, y algunos puntos más.

La propuesta completa incluye siete días de inmersión en el mundo Bergoglio y la particularidad de ofrecer historiadores para interpretar y contextualizar la vida del actual Papa argentino. El tour formula así las propuestas para los turistas:

Día 1: Traslado aeropuerto-hotel, registro en el hotel y visita al lugar de nacimiento.
Día 2: Visita guiada al Seminario Jesuita donde estudió.
Día 3: Colegio de El Salvador, donde fue profesor de filosofía antes de la ordenación.
Día 4: Visita a la Iglesia donde dio refugio a los perseguidos durante la dictadura militar. Incluye conferencias sobre historia política argentina por un historiador local.
Día 5: Visita a las villas, donde trabajó y buscó la justicia social para los pobres.
Día 6: Visita a la Basílica de Luján en la Provincia de buenos Aires: lugar de la peregrinación anual donde los devotos católicos caminan 40 kilómetros para ser bendecidos por el Papa Francisco.
Día 7: Catedral Metropolitana -donde recientemente el cardenal celebraba las misas y vivía cerca de allí en un modesto departamento. Traslado al Aeropuerto.

En cambio, la propuesta del Tour de la Ciudad a la que se refirió Mauricio Macri no hace ningún tipo de referencia a traslados entre aeropuerto y hoteles, pretende en principio plantearlo en el contexto de los paseos que hace el micro turístico, pero bajo el ítem temático: tour papal.

Según informaron fuentes del Gobierno de la Ciudad, la idea no es sólo hacer el tour sino poner en valor el recorrido que abarca: la casa natal de Jorge Mario Bergoglio, el colegio donde estudió, la parroquia en la que ofició sus primeras misas y la sede del Arzobispado de Buenos Aires que también formarán parte del circuito turístico papal de la Ciudad.

“El ‘tour’ no se ha acabado de diseñar, pero gran parte transcurrirá en el barrio de Flores, donde nació y creció el papa”, dijeron fuentes del Gobierno porteño.

El Gobierno porteño prevé también publicar en su página web la ubicación de los sitios más relevantes para facilitar así que cada uno pueda organizarse el circuito por su cuenta, y prontamente pueda anotarse de manera digital.

De manera espontánea, el número 533 de la calle Membrillar de Buenos Aires, casa natal del Papa, en el barrio porteño de Flores, se ha convertido en lugar de peregrinaje, desde que el pasado 13 de marzo la elección de Bergoglio como obispo de Roma desató la “papamanía” entre sus compatriotas.

La calle (Membrillar) será rebautizada como “Papa Francisco” si prospera el proyecto de ley presentado por el mismo PRO, y que se debatirá en la legislatura esta semana. Mauricio Macri también aclaró que pese a los rumores, dijo que por el momento no está en los planes montar un museo especial en la que fue su oficina en el Arzobispado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *