El Yogur y Frutos secos te ayudan a perder peso

Si quiere mantenerse delgado, consuma grandes porciones de yogur y frutos secos de cáscara dura, dicen científicos. A largo plazo las grandes porciones de yogur ayudan a bajar de peso.

Un estudio llevado a cabo en la Escuela de Salud Pública de Harvard, encontró que la gente que incrementa su consumo de alimentos ricos en fibra, como almendras, nueces, pistaches, manís y otros frutos secos de cáscara dura, fruta, yogur y vegetales, realmente baja de peso.

Los científicos encontraron que entre más productos sanos comemos, más peso perdemos a largo plazo. Pero el producto que parece provocar la mayor pérdida de peso, dicen, es el yogur. En la investigación, publicada en New England Journal of Medicine (Revista de Medicina de Nueva Inglaterra), participaron casi 120.000 personas, la mayoría mujeres.

El estudio siguió un registro de los participantes durante más de 20 años para poder cuantificar el efecto del consumo de determinados tipos de alimentos en la pérdida o aumento de peso corporal.

Quizás no sorprende que el alimento asociado al mayor incremento de peso fueron las papas fritas. Cada porción adicional diaria de papas fritas produjo un aumento de más de 1,40 kilos cada cuatro años durante el período del estudio.

Se encontraron resultados similares con el consumo de porciones adicionales de papas de bolsa, bebidas azucaradas y carne.

Saciedad

Por otra parte, los productos que lograron una reducción en el peso corporal fueron los sanos, como fruta, frutos secos de cáscara dura, granos integrales, vegetales y yogur.


Pero lo que sorprendió a a los investigadores fue que el consumo de porciones adicionales de yogur y frutos secos de cáscara dura cada día tuvo un mayor impacto en la pérdida de peso que el consumo de fruta y vegetales.

Esto, creen los científicos, quizás se debe a que con los primeros la gente se siente más satisfecha durante más tiempo. Por ejemplo, una porción adicional de yogur condujo a una pérdida de 0,37 kilos de peso, y con una porción de vegetales la pérdida fue de 0,1 kilos.

Con los frutos secos de cáscara dura la pérdida de peso fue de 0,26 kilos, con fruta de 0,22 kilos y con granos integrales de 0,17 kilos. El profesor Dariush Mozaffarian, quien dirigió el estudio, cree que la explicación de este efecto podría estar en el contenido de fibra de estos alimentos.

“Su asociación inversa con el aumento de peso sugiere que el incremento en su consumo redujo el consumo de otros alimentos de más calorías, lo cual disminuyó la cantidad general de energía consumida” dice el investigador.

“El mayor contenido de fibra y el menor tiempo de digestión de estos alimentos quizás incrementan la saciedad, y su mayor consumo podría estar desplazando en la dieta a otros productos altamente procesados” agrega.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *