El voto latino podría decidir las elecciones de EEUU

El voto latino podría decidir las elecciones de EEUU. Continuidad con el presidente demócrata Barack Obama o cambio conservador que preconiza el republicano Mitt Romney: esas son las dos alternativas que tienen más de 200 millones de estadounidenses este martes cuando acudan a las urnas.

Obama, de 51 años, volvería a hacer historia si fuera reelecto, tras convertirse en 2008 en el primer presidente negro del país, y podría lograrlo el mismo día en que se cumple 152 años de la elección de uno de sus ídolos, Abraham Lincoln (1861-1865).

Romney, de 65 años, exgobernador de Massachussets (noreste), intenta por su parte interrumpir un segundo mandato demócrata con una agenda ambiciosa, centrada en los recortes generalizados de impuestos y del gasto público, como hizo Ronald Reagan en su día (1980-1988).

El suspenso arrancó este martes en el caserío de diez electores de Dixville Notch (New Hampshire) a las 00H00 (05H00 GMT), donde ambos candidatos recibieron cinco votos cada uno en un inédito empate. La jornada continuará hasta el cierre de los colegios electorales en la Costa Oeste, casi 24 horas después.

Romney y Obama recorrieron frenéticamente el puñado de estados que pueden dirimir esta elección presidencial en los últimos días, pero las actividades de uno y otro este martes dan un indicio de la complejidad de esta reñida carrera electoral.

Romney acudirá a dos de esos estados, Ohio y Pensilvania, para hacer campaña hasta el último minuto, antes de regresar a Boston para votar.

Obama se dedicará a jugar a baloncesto y a descansar en Chicago, donde ya votó anticipadamente la semana pasada, para luego esperar los resultados, informaron fuentes de su campaña.

El demócrata y el republicano están prácticamente empatados en el voto popular, según los sondeos, que dan a ambos en torno al 48-49%. Los hispanos, que votaron en números récord en las elecciones de 2008, dos tercios en favor de Obama, pueden tener un papel decisivo en los estados como Colorado o Nevada donde son una minoría electoral apreciable.

Los estadounidenses renuevan también este martes a su Cámara de Representantes (435 escaños) y un tercio (33) de su Senado. La Cámara está dominada por los republicanos, el Senado por los demócratas, y los sondeos indican que esa configuración podría quedarse sustancialmente igual, con pocas variaciones. Puerto Rico elige también si quiere ser un nuevo estado de la Unión, y en juego hay también 13 gobernadurías e innumerables referéndums.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *