El último hackeo de Yahoo afecta a 1.000 millones de cuentas

Que Yahoo ha labrado su propia tumba es un secreto a voces. La compañía que un día dominó Internet lleva de capa caída bastantes años, aunque son los últimos problemas de seguridad los que seguramente acabarán por enterrarla. En varias ocasiones Yahoo ha sufrido un hackeo masivo. El último de ellos afecta a 1.000 millones de cuentas.

Yahoo ha tenido que reconocerlo, aunque lo ha hecho tarde. El hackeo se produjo en 2013, cuando piratas informáticos tuvieron acceso a números de teléfono, correos electrónicos y hasta contraseñas de la friolera de 1.000 millones de usuarios. Este se une al anunciado con anterioridad, que “sólo” afectó a 500 millones.

Si a estos problemas de seguridad informática de Yahoo se le une su colaboración con la CIA y el FBI, que llegaron a tener acceso a todos los correos de sus usuarios, queda un panorama desolador. Poca gente puede estar interesada en tener una cuenta de correo en un servicio que no garantiza la seguridad o al anonimato.

Estamos hablando del mayor hackeo de la historia de la informática, aunque lo rocambolesco no queda sólo en el número: Yahoo no sabe de qué forma lograron acceder a su base de datos para hacerse con los datos personales de sus usuarios, aunque dicen que lo están investigando. También aclaran que no creen -y esto significa que no están seguros del todo- que se haya filtrado información bancaria.

Yahoo ya es irrelevante en la mayor parte de los países, aunque conserva una presencia importante en Estados Unidos y Japón, por citar dos ejemplos. Ahora mismo es Verizon quien posee el mayor número de acciones. No obstante, sumando los dos hackeos son 1.500 millones de cuentas hackeadas, que casi con total seguridad suponen un porcentaje importante de las que este servicio posee. Con suerte, muchas de ellas llevarán años inactivas.

Si lo deseas, en la web Have I been Pwned puedes comprobar si tu cuenta está entre las afectadas por esta o por otra brecha de seguridad. También es recomendable cambiar la contraseña de tus cuentas con regularidad. Puede seguir algunos de estos consejos para hacerla más segura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *