El sexo con robots podría llevarnos a la muerte

Cuando pensamos en tener sexo con un robots nos llega a la mente una máquina del amor que no entiende de horas ni de sueño. En la actualidad ya existen altas posibilidades de que un robot se convierta en asistente sexual, pues según un experto ha alertado de los peligros que podría suponer esta práctica de cara a las próximas décadas. Según el la raza humana directamente podría extinguirse si empieza a practicar sexo con un robots.

Según los expertos llegan a la conclusión de que el apetito sexual insaciable de un robot supondría la satisfacción absoluta del humano, pues al parecer el problema no estaría tanto en los peligros físicos a los que se expondría el cuerpo humano en estos maratones de cariño entre robots y humanos, sino que el verdadero riesgo apuntaría directamente a la superviviencia de la raza humana, todo esto con información de juguetex.com

Otro gran problema es que si estas relaciones entre robots y humanos llegan a darse es posible que los humanos puedan tener sus necesidades sexuales siempre cubiertas pero desaparecería el crecimiento de la población humana lo que a la larga acabaría con la extinción de la especie humana.

Según las palabras textuales de Oliver Bendel, miembro de una Universidad de Suiza, durante  un Congreso Internacional sobre el Amor y el Sexo con Robots este expresa que Si el robot satura en exceso al humano, eso reduce las posibilidades del sexo entre humanos lo que provocaría que las relaciones entre humanos se volvieran obsoletas e incomplacientes.

Pero las cuestiones éticas que aparecen alrededor del sexo con robots van incluso más allá de eso. Por ejemplo, ¿quiénes somos nosotros para decidir si los robots han de estar las 24 horas disponibles para nuestros reclamos sexuales? ¿Y hasta qué punto deberían acceder los robots a llevar a cabo las fantasías más oscuras de los humanos?

En resumen, parece ser que el verdadero peligro de los robots no estará en que nos quitarán nuestros trabajos, sino en que tendrán la innata capacidad de acabar con nuestra raza desde dentro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *