El Pentágono se prepara para el fin de la era BlackBerry

El Pentágono se prepara para el fin de la era BlackBerry. Uno de los mayores clientes de BlackBerry es el Departamento de Defensa de los Estados Unidos, que ahora se plantea reducir su dependencia de esta compañía. ¿Qué hará la multinacional canadiense?

BlackBerry

Los últimos movimientos acaecidos en la multinacionalBlackBerry podrían provocar consecuencias inesperadas para la compañía canadiense. Hace solo unos días, os adelantábamos que finalmente su proceso de venta se abortaba, al recibir una inyección de mil millones de dólares por parte de Fairfax y otros inversores.

Este sorprendente movimiento había puesto en jaque a la compañía, ya que la consecuencia más inmediata había sido la despedida de su propio CEO, Thorsten Heins, que se había visto obligado a abandonar BlackBerry, junto con otros integrantes de la junta directiva.

Su corto reinado en la compañía canadiense se terminaba, siendo sustituido por John Chen, un nombre desconocido para muchos, pero cuyo perfil profesional era una garantía de seguro interino para BlackBerry, que podría ayudar a reflotar a la compañía en sus momentos más bajos.BlackBerry se ha sumergido en la incertidumbre

Sin embargo, parece que los últimos movimientos de BlackBerry han condicionado la pérdida de confianza por algunos de sus clientes más importantes. Y es que el cambio radical inspirado por la llegada de Heins a la compañía no ha tenido el calado suficiente en sus operaciones económicas.

Algunas de las propuestas realizadas por BlackBerry durante el mandato de Heins, tales como la adopción de la nueva plataforma BlackBerry 10, la salida al mercado de productos como Z10Q10Q5 y Z30 o la creación de un servicio de mensajería instantánea como BlackBerry Messenger, fuerte alternativa a WhatsApp, no han tenido el respaldo suficiente en los mercados.

BlackBerry

Esta pérdida de confianza se hace más evidente viendo el último movimiento de uno de los clientes más importantes de BlackBerry: el Pentágono de Estados Unidos. El Departamento de Defensa del país norteamericano estaría planificando posibles alternativas para el fin de la era BlackBerry.

No hay duda de que el Pentágono es uno de los clientes más importantes para la compañía dirigida ahora por John Chen. Sus casi 470.000 terminales suponen una dependencia peligrosa para el Departamento de Defensa de los Estados Unidos, que plantea reducir esta relación con BlackBerry, dados los últimos movimientos inciertos de la compañía.El Pentágono cuenta con 470.000 terminales de BlackBerry

La incertidumbre sobre la multinacional promete ser un dolor de cabeza importante para la administración de Barack Obama, debido a las capacidades de seguridad sobre las comunicaciones electrónicas que proporcionaba hasta ahora BlackBerry a Estados Unidos.

Aunque en el pasado el ejército norteamericano coqueteó con iOS y Android, e incluso llegó a certificarSamsung Knox, lo cierto es que la dependencia de Estados Unidos por BlackBerry puede llegar a ser peligrosa. Hasta el momento, la compañía es la única que cuenta con la concesión ATO (authority to operate) en las redes internas de defensa norteamericana.

La importancia del Pentágono para BlackBerry es sin duda capital, no en vano la compañía canadiense se marcó como prioridad principal ser certificada de acuerdo a la regulación conocida como Federal Information Security Management Act (FISMA), por la que se reconoce que cumple con las normas de seguridad federal.

Estados Unidos, por todo ello, podría estar sopesando la adopción de un sistema multi-vendor, por el cual reduciría su dependencia estratégica de una única compañía. Este movimiento pondría en jaque a BlackBerry, y aumentaría la incertidumbre sobre su futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *