El iPhone es mejor inversión que cualquier Android, segun estudio

Una característica casi exclusiva del iPhone es que suele perder muy poco valor con el paso del tiempo en comparación con otros disuasivos de gama parecida. No se trata de algo sin importancia, si eres de los que actualizan de smartphone cada año es algo a tener muy en cuenta.

A lo largo de estos años yo en primera persona he podido comprobar que es cierto, los iPhone pierden muy poco valor con el paso del tiempo. Ahora un estudio de BankMyCell lo confirma, el Samsung Galaxy S9 ha perdido el doble de valor que el iPhone X en el mismo tiempo.

El iPhone aplasta a los terminales Android en valor de reventa

BankMyCell es una web de compra venta de dispositivos de segunda mano y ha elaborado un estudio de la depreciación que sufren los smartphones actuales pasados unos meses. Los resultados son sorprendentes, dispositivos como el Galaxy S9 perdieron 630 dólares de valor, mientras que el iPhone X perdió apenas 300.

Para evitar el brusco descenso que sufren este tipo de dispositivos justo cuando cumplen un año y se lanzan nuevos modelos, BankMyCell ha comparado el precio de segunda mano del iPhone X y el del Samsung Galaxy S9 una vez pasados 9 meses desde su puesta a la venta.

  • El iPhone X salió al mercado por 99 dólares y se adquiría por 690 dólares usado 9 meses mas tarde, una pérdida del 30,9% de valor.
  • El Samsung Galaxy S9 salió al mercado por 720 dólares y valía apenas 290 dólares 9 meses después, una pérdida del 59,72%.

Como podemos ver estos datos son demoledores y muestran que el iPhone conserva su valor durante más tiempo por lo que a la hora de venderlo conseguirás una buena cantidad. Sin embargo con un dispositivo Android prácticamente perderás casi todo su valor un año después.

Una de las causas de esta pérdida de valor son los descuentos que ofrecen las compañías que vendes smartphones Android. Mientras el precio del iPhone es constante todo el año, los dispositivos Android van bajando de precio. Viendo estos datos está claro que no merece la pena comprar un smartphone Android nada más salir al mercado, como los recientes Samsung Galaxy S10, pasados unos meses costará mucho menos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: