El iPhone 5 no tendrá una pantalla gigante

El desconcierto es total. Hace unos días un importante medio digital informaba que el iPhone 5 incorporaría una pantalla de nada menos que 4.6 pulgadas. Sin embargo, otro medio con una gran trayectoria y basándose en una fuente cercana a la firma californiana insiste en que el próximo smartphone de Apple mantendrá la típica pantalla de 3.5 pulgadas de anteriores generaciones de iPhone.

La controversia se ha apoderado de las noticias de actualidad en torno al futuro iPhone. Es inevitable dada la posición que mantiene Apple en el mercado de los smartphones. Es la principal competidora de otras marcas en el segmento de los teléfonos de alta gama, principalmente equipados con el sistema operativo de Google, Android Ice Cream Sandwich. De ahí que cada lanzamiento de los norteamericanos tenga un seguimiento tan destacado.

Una situación “insostenible”

Estábamos acostumbrados a la llegada de un nuevo iPhone cada año, por el mes de junio. Sin embargo, el ciclo de actualización de la californiana se extendió el pasado año con el lanzamiento del iPhone 4S a principios de octubre. La extensión de este periodo podría reproducirse de nuevo con la sexta generación del iPhone, lo cual, junto al estado tan candente del mercado está provocando no solo un intenso debate entre los seguidores y no seguidores de la firma de la manzana, sino que las filtraciones y rumores en torno al hipotético iPhone 5 se intensifiquen.

¿De 3.5 a 4.6 pulgadas?

Las características de la pantalla es uno de los puntos que más interés ha suscitado entre los usuarios. No es de extrañar si tenemos en cuenta que los smartphones con sistema operativo Android ya ofrecen paneles táctiles que sobrepasan con frecuencia las cuatro pulgadas. ¿Seguirá Apple esta tendencia? Es la pregunta del millón. Hasta ahora las filtraciones hacían presagiar que los norteamericanos darían el salto a un display de cuatro pulgadas. Incluso El País sorprendía con una publicación basada en filtraciones de uno de los proveedores de Apple en la que hacía referencia a una pantalla gigante, refiriéndose así a 4.6 pulgadas. Sin embargo, hay motivos para pensar que Apple podría hacer caso omiso a la evolución que han experimentado otras marcas en este aspecto.

Cuestión de personalidad

Así lo hace saber el portal iMore, una referencia en esto de las filtraciones sobre los dispositivos de Apple. En otras ocasiones no ha fallado con predicciones supuestamente basadas en la información de fuentes muy fiables. La última vez acertaron no solo con la fecha de presentación del nuevo iPad, sino con muchas de sus características técnicas. En esta ocasión vuelven a hacerlo y se pronuncian diciendo que el iPhone 5 no aumentará el tamaño de su pantalla hasta las proporciones comentadas. Según este medio, Apple seguirá fiel a la filosofía instaurada por Steve Jobs y mantendrá la pantalla de 3.5 pulgadas, que facilita el uso  del teléfono, aunque a costa de penalizar en cierto grado la experiencia de usuario en algunos momentos. A lo sumo, abren las puertas a un ligero aumento que no iría más allá de las 3.7 o 3.8 pulgadas. Además, existe otro factor que favorece esta teoría y no es otro que la resolución de la pantalla. Si elevara el tamaño del display del iPhone 5 de una forma tan notoria, Apple estaría obligada a aumentar en proporción la resolución, lo cual sería un gran inconveniente de cara a los desarrolladores y  la compatibilidad de sus aplicaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *