El iPad 4 no supera las ventas del iPad 2

El iPad 4 no supera las ventas del iPad 2. Los resultados de las ventas efectuadas durante el día de mayor consumo en Estados Unidos, el último viernes de noviembre (Black Friday), confirman las tendencias de compra de las tabletas de Apple en el resto de los mercados. También se atestigua la desaparición apresurada del iPad de tercera generación, en beneficio de la más pequeña de las tabletas de los de Cupertino, el iPad Mini, cuyo precio y portabilidad sus mejores argumentos.

Sería complicado asignarle un efecto causal directo a la venta ralentizada que está soportando la tableta iPad 4. Las causas son multifactoriales: la posible saturación de modelos en el mercado, la tenaz competencia de los productos motorizados con Android o el delicado momento económico actual en algunos mercados, lo que podría estar favoreciendo la comercialización de los dispositivos de menor precio. Sea cual fuere la causa, o la concatenación de todas, las cifras de ventas actuales del iPad 4 son netamente inferiores a las de su predecesor, y no nos estamos refiriendo al denominado iPad 3 (bautismo popular de un dispositivo al que Apple le privó de apellidos, al llamarle sencillamente “iPad”), sino a las del veterano iPad 2.

Contra toda lógica

¿Por qué una tableta que lleva dos años en el mercado, que carece de pantalla Retina, que utiliza un conector obsoleto y que no se podrá actualizar a iOS 6 está poniendo en serios aprietos las cifras de ventas del moderno iPad 4? Los datos facilitados por los magnates de la venta on-line, Paypal y eBay, cifraron en 250 unidades del iPad 2 vendidos cada hora durante el Black Friday, una fecha que ya empieza a ser global para disparar el consumo en grandes comunidades (en España fueron muchas las superficies comerciales que publicitaron ofertas muy agresivas durante el último viernes de noviembre). La cifra exacta de las ventas del iPad 4 no se ha hecho pública, pero todo apunta a que la decepción de Apple va en aumento y no solo por que el estrellato de su nueva tableta no esté arrasando en ventas, si no porque la temida desfragmentación de usuarios se está produciendo dentro de su misma gama (algo que Apple siempre ha criticado en referencia a la inmensa diversidad de productos Android). Además, todo esto va en contra de las pretensiones de unificar la nueva conexión lightning, dado que a los nuevos consumidores de iPad 2 habrá que darles asistencia durante el plazo que marcan las leyes.

 El Mini enemigo

La reacción de Apple a la puesta en escena del Nexus 7 de Google, poniendo en el mercado de manera paralela eliPad Mini, tampoco parece que esté favoreciendo las ventas del iPad 4. Según ha confirmado uno de los responsables de K-Tuin, uno de los mayores distribuidores virtuales de Apple en España, los usuarios sacrifican la pantalla Retina a cambio de adquirir un dispositivo más fácil de transportar en un bolso y, sobre todo, con un precio más contenido: 329 euros del Mini, frente a los 499 euros del iPad 4 más económico. Así, el enemigo está en casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *