El Galaxy S9 no salva a Samsung del iPhone X

Durante la noche del dia 1, conocíamos los abrumadores resultados de ingresos y beneficios de Apple durante el primer trimestre natural de 2018, que corresponde al segundo año fiscal. En ellos había un ganador absoluto, el producto estrella de la manzana mordida que lograba seguir creciendo de manera global como en todos los mercados. Hablamos del iPhone X.

No obstante, para reconocer todavía más el mérito del teléfono de referencia del último año, las consultoras IDC y Strategy Analytics han realizado un estudio analizando el mercado mundial de smartphones durante los primeros tres meses de 2018. De acuerdo con ellas, el número de terminales vendidos asciende a 345 millones.

Según los números de Apple, el crecimiento de unidades vendidas era de solo un 3%, pero donde ** verdaderamente Apple notaba la impronta del iPhone X era en los ingresos**. Y es que el precio unitario del iPhone X es mucho mayor al del iPhone 7 del año previo.

Las cifras hechas públicas por Apple el día 1 hacían referencia a 52,2 millones de iPhone vendidos en estos últimos tres meses, lo que según las consultoras constituyen aproximadamente el 15,5% de la cuota de mercado global, con un leve crecimiento respecto al 14,7% del mismo periodo en el año anterior.

Hay que tener en cuenta varios factores antes de leer su tabla: que el stock del iPhone X ya es regular, que ya ha terminado el periodo navideño o el lanzamiento de los Samsung Galaxy S9 y S9+ en Marzo.

El iPhone sigue creciendo a pesar de lanzamientos y marcas emergentes

En esta tabla se pueden deducir varias cosas. Para empezar, las marcas chinas emergentes siguen creciendo de forma fulgurante con Xiaomi y Huawei a la cabeza con un 78% y un 13,8% respectivamente respecto al año anterior. No sucede lo mismo con OPPO, que pierde un 7,5% de cuota de mercado.

Y es que una cosa es llegar al éxito y otra mantenerse. Habra que ver cómo se transforma Xiaomi de una firma low cost a una marca de referencia en innovación, algo propio teniendo en cuenta sus números.

Más allá de las firmas nuevas con interesantes propuestas cuyos diseños recuerdan sospechosamente a los de Apple o Samsung, quedan las dos firmas clásicas de la última década: Apple y Samsung.

Malas noticias para Samsung, que ve que ni siquiera alejarse en el tiempo de las keynote de Apple logran impactar en el consumidor. Y es que el lanzamiento del Samsung Galaxy S9 un modelo que es una mera actualización del exitoso S8  consigue aumentar sus ventas.

Eso sí, Samsung sigue siendo el lider absoluto del sector smartphone, algo lógico y normal dada la estrategia diferencial de los coreanos, que lanzan varios modelos al año de gama baja, media y alta. Así, Samsung pasa de superar los 80 millones de terminales vendidos en el trimestre a 78 millones.

Apple no diferencia los modelos de iPhone y sus respectivas cuotas de mercado, pero hay que tener en cuenta que lanzando menos variedad, la manzana mordida sigue creciendo tanto en unidades vendidas como en beneficios. Y si Apple detalló el martes que el precio medio obtenido era de 728 dólares por teléfono vendido, es que el iPhone X se vende mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *