Donald Trump cambia su Galaxy por un teléfono más seguro

Ahora que empezo el camino de Donald Trump como Presidente de Estados Unidos y no deja de ser una curiosidad, al menos para nosotros, los “loquitos” por los celulares, saber qué dispositivos son los que puede usar uno de los, o el, hombre más poderoso del mundo.

 

Obama, cuando llegó por primera vez a la Casa Blanca alegaba que no quería dejar ir su amada BlackBerry. Corría el loco año 2008 y la canadiense era sinónimo de productividad y estabilidad. Después tuvo que prescindir de su equipo y tomar uno modificado que solo podía llamar y recibir llamadas de ciertos equipos con la misma encriptación, que no saca fotos, que no puede bajar aplicaciones, que no puede guardar música y que no tiene acceso internet.

Tiempo después le dejaron tener un iPhone, aunque profundamente modificado y un iPad, para que pudiera revisar medios electrónicos y Twitter. Ambos con varias capas de seguridad y también con encriptación única. No se puede correr el riesgo de que un presidente sea víctima de un hackeo.

De acuerdo a un reporte del New York Times, Trump usaba hasta el día de hoy un Samsung Galaxy (vaya a saber uno cuál, aunque aquí le ponemos fichas a que era un S7 Edge en dorado).

El teléfono que recibió Trump es uno de las características del último de Obama, un iPhone entregado por el servicio secreto con muchísimas limitaciones. Una lástima por Donald, quien era un entusiasta de usar Twitter a las 3 AM y comentar shows de televisión en vivo. Ahora esas labores tendrá que hacerlas desde un PC de escritorio y quizás ni siquiera pueda apretar el botón “Tweet”, al menos Obama no podía.

Por otro lado, algo que nos ha enseñado Trump en su campaña y camino a la Casa Blanca, es que con él, varias cosas que dábamos por sentadas pueden cambiar. Algo bastante preocupante para ser el hombre que tiene las llaves de los misiles nucleares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *