Diferencias entre un cargador oficial y no oficial

Diferencias entre un cargador oficial y no oficial. Actualmente existen multitud de copias de los accesorios originales que los fabricantes lanzan a la venta como complemento de sus dispositivos.  Un gran ejemplo es la popularidad adquirida en los últimos años por los productos de Apple  que ha provocado un sinfín de falsificaciones de sus accesorios. Los cargadores no se han librado y también existen multitud de copias que son muy parecidos externamente, pero en el interior tienen muchas diferencias.

ipad-cargador-1

Si visitamos varios sitios web de venta de productos electrónicos nos podemos encontrar con una gran cantidad de accesorios que imitan a los originales. Esto se debe a la gran popularidad de los productos originales y uno de los mejores ejemplos es la popularidad de los productos de Apple alrededor del mundo, sobre todo si hablamos del iPhone o del iPad. Esto ha provocado que muchas empresas hayan optado por crear productos imitando a los originales de Apple, por lo que nos podemos encontrar multitud de carcasas, fundas, cables o cargadores. Algunos no tienen mucha ciencia, como puede ser el caso de las carcasas o fundas, pero otros tipos de accesorios, como son los cargadores, pueden llegar a ser hasta peligrosos, ya que en algunos casos la calidad de sus componentes internos deja mucho que desear. A continuación, vamos a ver una comparación entre el cargador original del iPad y un cargador que nos podemos encontrar en eBay por unos 3 euros.

Apariencia externa similar, pero nada que ver en el interior

En el blog de Ken Shirriff podemos encontrar un completo análisis comparando el cargador original que Apple proporciona a los compradores de un iPad y una copia que se puede encontrar en eBay por unos 3 euros. Lo primero que llama la atención es la gran similitud entre los dos cargadores, en cuanto a la apariencia exterior se refiere. Al abrir ambos cargadores, se puede observar queel de Apple está lleno de componentes más grandes y de mayor calidad, mientras que la copia tiene menos componentes y de peor calidad. Otra gran diferencia es la seguridad, ya que el cargador desarrollado por los de Cupertino tiene mucho más aislamiento. La parte superior media, la de alta tensión, está envuelta con cinta aislante de color amarillo. Algunos componentes están cubiertos por tubos de contracción, hay aislantes plásticos entre varios componentes y varios cables tienen aislamiento adicional. La falsificación apenas tiene el mínimo aislamiento.

ipad-cargador-2

Más diferencias de seguridad

Al darle la vuelta, en la cara opuesta a los componentes, se puede observar como el cargador de Apple es mucho más complejo. Además, hay cinta de aislamiento roja, mientras que la copia no lo tiene. Otra diferencia, no tan obvia, es el espacio entre las corrientes de alta tensión y las de baja tensión que hay a lo largo de la placa. Mientras que en el de Apple hay una separación de 4 milímetros, en la copia tan solo hay 0,6 milímetros. Shirriff señala que, debido a esta pequeña separación, es muy fácil que la falsificación pueda tener problemas a la hora de utilizarse y ataque al usuario. También una gran diferencia en la potencia de salida, ya que el cargador de Apple da 10 vatios constantes, algo muy importante, mientras que la copia da 5,9 vatios con picos frecuentes, lo que no es bueno para ningún dispositivo electrónico. Esto significa que el cargador original carga el iPad más rápido y con mayor calidad de energía. En el blog de Ken Shirriff podéis encontrar el análisis completo con todo lujo de detalles.

¿Merece la pena comprar un cargador falsificado?

Si nos paramos a pensar, es bastante peligroso utilizar un cargador de este tipo en lugar del original de Apple. Mucha gente se ve atraída por estos accesorios no originales debido a su menor precio en comparación con los originales de Apple. Está claro, que no hay ningún problema de seguridad si compramos una funda o carcasa, pero si optamos por cables o, sobre todo, cargadoresno originales podemos tener problemas tanto con nuestros dispositivos como con nosotros mismos al estar expuestos a un mal funcionamiento del cargador. Es verdad que el cargador de Apple es caro, pero estamos pagando por un accesorio de calidad con muchas medidas de seguridad y que proporciona la suficiente energía y de buena calidad a nuestro dispositivo electrónico, en este caso a un iPad, por lo que no merece la pena ahorrarse unos pocos euros por un componente de mala calidad que puede estropear nuestro dispositivo o llegar a matar a una persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *