Diferencias entre las pantallas de alta definición en smartphones

Diferencias entre las pantallas de alta definición en smartphones. La nueva generación de teléfonos inteligentes casi a terminado de llegar, aunque aún nos esperan lanzamientos como el LG G3 que ya comienza a “asomarse” y, con esta nueva oleada de dispositivos, estamos viendo en el mercado terminales de gama alta con resolución Full HD 1920 x 1080 píxeles, como en la generación pasada, y algunos que ya introducen la resolución 2560 x 1440 píxeles, el que se intuye como futuro estándar. ¿Cuáles son las diferencias reales y “prácticas” entre estas dos resoluciones de pantalla? En esta publicación estudiamos al detalle estas diferencias y los principales dispositivos con resolución QHD.

iphone-6-pantalla

Mientras que hasta hace poco era la resolución Full HD 1920 x 1080 píxeles el “último grito” en pantallas de televisión y monitores, en este campo es ahora la resolución 4K la que comienza a instalarse. Y, por su parte, el Full HD comenzaba a llegar a los teléfonos inteligentes hace ya algunos años, hasta que en esta generación ha comenzado a ser sustituida en ciertos modelos por la resolución QHD 2560 x 1440 píxeles. Y no es de extrañar, teniendo en cuenta que también la diagonal de los paneles, en pulgadas, está creciendo de forma considerable, aunque se están alcanzando densidades de píxeles por pulgadas realmente llamativas, hasta tal punto que parece innecesario. Por ello, es este el momento idóneo para pararse a reflexionar en torno a esta nueva resolución y, sobre todo, estudiar las principales diferencias, así como los dispositivos móviles que comienzan a incorporarla.

cuerpo qhd 2

Densidad de píxeles: relación entre resolución y tamaño en pulgadas

Si queremos valorar en qué medida es nítida la imagen mostrada en pantalla y, en definitiva, la calidad de la pantalla, no podemos atender por separado al tamaño de la misma -diagonal en pulgadas- o a la resolución. Esto se ve justificado de una forma muy simple, y es que si tomamos la resolución Full HD 1920 x 1080 píxeles en una pantalla de 4,5 pulgadas, las imágenes se verán muy nítidas, mientras que esta misma resolución en un panel de 65 pulgadas ofrecerá, en cuanto a la nitidez, una calidad mucho menor. Por lo tanto, es fundamental establecer una relación entre la resolución de la pantalla y el tamaño de la misma, y este es un dato que llamamos comúnmente densidad de píxeles. No es, ni más ni menos, la relación que existe entre estos dos valores. Así pues, podríamos comenzar “sentenciando” que la nitidez viene medida, básicamente, por la densidad de píxeles de una pantalla.

Algunos ejemplos de densidad de píxeles por pulgada

En primer lugar, para tener una referencia de densidad de píxeles en función de algunas de las resoluciones de pantalla o terminales más populares, comenzaremos exponiendo modelo, tamaño de pantalla, resolución y, finalmente, densidad de píxeles por pulgada.

  • Apple iPhone 4 resolución 960 x 640 píxeles en 4 pulgadas: 326 ppp.
  • Samsung Galaxy S3 resolución HD 1280 x 720 píxeles en 4,8 pulgadas: 306 ppp.
  • Samsung Galaxy S4 resolución Full HD 1920 x 1080 píxeles en 5 pulgadas: 441 ppp.
  • Samsung Galaxy Note 3 resolución Full HD 1920 x 1080 píxeles en 5,7 pulgadas: 386 ppp.
  • Oppo Find 7 resolución QHD 2560 x 1440 píxeles en 5,5 pulgadas: 534 ppp.

Como puede comprenderse de los datos anteriormente expuestos, no necesariamente una mayor pantalla implica una mayor nitidez, y del mismo modo ocurre con la resolución de pantalla, con la cual no existe tampoco una relación directa, a pesar de que en algunos casos coincida. Así pues, nos encontramos terminales que con menor resolución tienen una pantalla más nítida que otros con mayores valores.

Comparativa: Full HD 1920 x 1080 y QHD 2560 x 1440

En el gráfico que a continuación os mostramos podemos apreciar, de una forma más fácil de comprender, cuál es la relación real entre el aumento en resolución en relación con el tamaño de la pantalla y la nitidez con que percibimos las imágenes.

cuerpo resoluciones QHD Full HD 720

Gracias al gráfico anterior podemos comprender que, mientras que las diferencias notables con la resolución HD son enormes cuando nos alejamos de la pantalla, con la resolución Full HD y, sobre todo QHD, el ojo es menos capaz de percibir los “defectos” a pesar de variar la distancia. Así pues, gracias a que la densidad de píxeles que podemos llegar a alcanzar con esta resolución es mayor, las imperfecciones que aparecen a medida que nos acercamos más a la pantalla se hacen cada vez menores. Y es que, aunque en la mayor parte de los casos -pruebas, comparativas y demás- este dato no se contempla, también es fundamental tener en cuenta la distancia a la que utilizamos la pantalla con respecto a nuestros ojos.

¿Qué terminales hay disponibles con resolución QHD 2560 x 1440 píxeles?

Durante esta nueva generación de teléfonos inteligentes son ya varios los dispositivos móviles que se han presentado con esta resolución como novedad. Así pues, encontramos modelos poco populares en Europa como, por ejemplo, el Vivo Xplay 3S que monta un panel de 6 pulgadas. Por otra parte, también el Oppo Find 7 -en una de sus variantes- se beneficia de la resolución QHD. Y, de cara a futuro, concretamente el próximo día 27 de mayo -evento de presentación-, podremos ver otros dispositivos como el más que esperado LG G3, un terminal que podría suponer cierta presión para Samsung.

¿Los más beneficiados?… los terminales de gama media

Como consecuencia de la incorporación de nuevos paneles con resolución QHD a los teléfonos inteligentes de gama alta, tenemos que destacar una consecuencia más que destacable. Y es que, mientras que la gama alta comienza a adoptar la QHD como resolución estándar, la gama media de este tipo de dispositivos móviles comienza así a recibir paneles Full HD 1920 x 1080 píxeles que, del mismo modo, se instalarán próximamente como estándar de calidad.

Conclusión: No en todos los casos es mejor la resolución QHD

De la información anteriormente expuesta podemos extraer como evidencia que no en todos los casos es preferible la resolución QHD en una pantalla de teléfono inteligente. Lo fundamental es que, gracias a estos datos, consigamos a discernir que lo más importante reside en la relación entre la resolución y el tamaño de la pantalla, comprendiendo de esta forma que en pantallas pequeñas es, en muchos casos, algo completamente absurdo incorporar una resolución Full HD, mientras que en pantallas más grandes una resolución HD 1280 x 720 píxeles tiende a ser escasa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *