Demandan a Apple por dejar sin FaceTime a los usuarios de iPhone 4 y 4S

No es algo nuevo en el mundo de la tecnología. Más de una vez habrás visto como tras actualizar tu dispositivo éste empieza a funcionar con más lentitud. Nuevas características, funciones que consumen más recursos de nuestro teléfono u ordenador. En definitiva, cosas por las que en alguna ocasión nos hemos planteado renovar nuestros equipos ya que todo va muy rápido y es el renovarse o morir. Solo que ahora a Apple esto le ha costado una denuncia por dejar sin FaceTime a los usuarios que aún conservan su iPhone 4 y 4S.

En primer lugar, cabe recordar que ahora mismo están en proceso de venta con el iPhone 7, que es el nuevo buque insignia de la manzana mordida y el que se lleva todos los cariños. Así que normalmente las actualizaciones giran en torno a estos dispositivos, aunque cuidando los anteriores. Eso sí, ahora los que han caído en desgracia son el iPhone 4 y 4S.

Apple FaceTime

Una denuncia tras dejar de funcionar FaceTime

Si no tienes iOS, tal vez no te suene la aplicación FaceTime. Se trata de un software desarrollado íntegramente para los equipos de Apple, y este en concreto sirve para hacer videollamadas entre los equipos de la compañía. El tema es que en 2014 ya había dejado de funcionar en las versiones anteriores al iOS 7. Algo que refuerza la teoría que comentábamos al principio del artículo.

Ha sido el portal AppleInsider quien ha revelado que ahora mismo la empresa de Cupertino se tendrá que enfrentar a una demanda colectiva. El motivo de la denuncia, que se alega que en Apple han querido forzar a los usuarios de iPhone a actualizar el sistema operativo a iOS 7 con la intención de no darle más soporte a iOS 6. Una medida con la que se podrían haber ahorrado dinero, ya que tienen un acuerdo con una empresa llamada Akamai, que ofrece sus servidores para FaceTime.

La intención de Apple en el lanzamiento de iOS 7 era dejar de usar los servidores de Akamai para las videollamadas, usando así las suyas propias. Una rescisión de contrato que le ahorraría bastante dinero. El problema fue que Cupertino no tuvo en mente el software más antiguo -eso dicen desde la propia compañía, un error técnico-, y cuando Akamai vio cancelado el acuerdo cerró el acceso a los servidores. El problema, los usuarios que tenían un iPhone 4 o iPhone 4S con iOS 6 instalado se quedaron sin FaceTime.

Así es como en la demanda se asegura que en todo momento la intención de Apple ha sido anular el FaceTime para todo aquel usuario que no tuviese iOS 7. Eso sí, según la estadística que manejan en la manzana mordida, solo había un once por ciento de dispositivos compatibles que estuviesen trabajando con iOS 6.

Los afectados tenían una opción bastante sencilla, que era una actualización de su sistema operativo pasándose a iOS 7. Solo que en vez de hacer esto, han decidido recurrir a los tribunales. Recuerdan que cuando se estrenó FaceTime había dos opciones de hacerla funcionar, con los servidores externos -Akamai o bien una conexión directa. Solo que esta última opción significó una multa de más de 300 millones de dólares a pagar a VinetX por infracción de patentes.

Es este último punto donde se apoya la demanda, ya que aseguran que tras pagar ese importe Apple se vio forzada a dar el servicio solo por servidores. Y para no hacerlo a través de terceros, como Akamai, quiso ahorrar asumiéndolo en sus servidores. Así fue cumo las versiones anteriores a iOS 7 quedaron fuera de la ecuación.

En cuanto a Apple, aseguran por activa y pasiva que todo ha sido un fallo técnico. Aunque los usuarios que demandan creen que es un fallo creado a propósito para obligarles a dar el salto a iOS 7. Un sistema operativo que significa una carga excesiva para el iPhone 4 o 4S que no responden y la lentitud les consume.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *