De repente mi móvil gasta más batería, ¿cómo lo soluciono?

La batería es uno de esos elementos en un smartphone que se convierten en protagonistas antes o después. Es clave para dar autonomía a nuestro teléfono inteligente, y hay móviles con más y menos batería. Sin embargo, también hay momentos en los que por algún motivo nos encontramos con que nuestro smartphone parece que empieza a gastar más batería, ¿cómo podemos solucionarlo?

USB-Type-C

1.- Localiza las últimas apps instaladas

Uno de los problemas más habituales tiene que ver con las últimas aplicaciones que has instalado. Es tan simple como localizar aquellas aplicaciones que has podido instalar en los últimos días, desde que crees que tu móvil gasta más batería, para ver cuál de ellas puede ser. Normalmente, con eso, y acudiendo a Ajustes > Aplicaciones, y observando si la aplicación está en ejecución sin un motivo aparente, debería ser suficiente para saber si una de esas apps está consumiendo mucha batería. La única opción en tal caso es desinstalarla. Si es muy imprescindible para ti, puede que tu móvil te dé la opción de cerrarla cuando no la uses y que no se siga ejecutando en segundo plano.

Batería

2.- ¿Problema de una actualización?

Puede ser una aplicación que hayas instalado recientemente, o puede ser una app que hayas instalado hace tiempo y que se haya actualizado hace poco y que tenga algún error. Ha ocurrido con Facebook y con aplicaciones de Google. Un error hace que la app se ejecute con mucha frecuencia y consuma la batería en cuestión de poco tiempo. Ha ocurrido incluso con el consumo de datos móviles. Un serio problema que suele recibir solución con alguna actualización. Como las apps se actualizan automáticamente, podría haber ocurrido. De ser así, es posible que encuentres noticias sobre esta posibilidad en Internet, o incluso que seas capaz de localizar qué app está gastando tanta batería. En caso de que lo veas necesario, siempre puedes recurrir a Ajustes > Aplicaciones, localizar esa determinada app, y entonces inhabilitarla en caso de que no la puedas desinstalar, al menos hasta que llegue una actualización que solucione dicho problema.

3.- La batería ha perdido capacidad

Si tu móvil es nuevo, no es tu problema. Pero si tu móvil tiene ya dos años, por ejemplo, debes valorar la posibilidad de que la batería haya perdido capacidad. Si tenía 4.000 mAh, puede que ahora tenga muchos menos, y que no se cargue completamente, de forma que la autonomía del móvil sea inferior. Claro está, si el problema ha surgido de repente, y no de forma progresiva, no es tan probable que se deba a esto, pero incluso podría ser el caso. Podrían haberse dañado algunas celdas de la batería de forma espontánea. La única solución para esto es pedir una batería nueva.

Cable-USB-Android

4.- La batería no se está cargando correctamente

Algo que también podría estar pasando es que la batería no se esté cargando correctamente. Esto podría deberse a un problema de software o de hardware, de forma que el móvil interpreta que la batería se ha cargado completamente cuando en realidad no. Así es como vemos saltos muy grandes en el porcentaje de batería, o incluso que se nos apaga cuando creíamos que nos quedaba la mitad.

Normalmente esto es más común que pase cuando tenemos problemas de software en el móvil, en cuyo caso lo mejor es un respeto completo a valores de fábrica para el smartphone, o cuando utilizamos hardware no adecuado. Por ejemplo, podría ser un cable que está roto, o un cargador no compatible. Un cargador con alto voltaje, por ejemplo, podría ser el causante. Será fácil localizar si nuestro móvil no carga bien, porque por lo general suele aparecer algún aviso en pantalla. Podría ser un factor a tener en cuenta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *