Cuantas horas debemos dormir para evitar dolores de cabeza

El sueño resulta un mecanismo fundamental en la modulación de nuestros estados de ánimo, sirve para descansar y reponer energías,además de grabar en la memoria todo lo que hemos aprendido a lo largo del día. Podemos inferir, por tanto, que se trata de un factor fundamental en el desarrollo de la vida de cualquier mujer, por lo que las alteraciones sustanciales en las rutinas que establecemos para conciliarlo pueden generar todo tipo de consecuencias negativas sobre nuestro organismo.

dormir1

Es el caso de los dolores de cabeza, que cuentan con la desgraciada capacidad -para nosotras- de aparecer tanto cuando dormimos más de la cuenta como en las ocasiones en las que no descansamos lo suficiente.

Influencia de las horas de sueño en los dolores de cabeza

Según los especialistas en la materia, la falta de sueño puede conllevar la aparición de importantes alteraciones en el sistema nervioso y, por tanto, generar síntomas asociados como dolores de cabeza, irritabilidad manifiesta e intranquilidad. Si estos problemas en la conciliación del sueño aparecen conjuntamente a cuadros médicos relacionados con la depresión y la ansiedad, es posible que nos encontremos, incluso, con dificultades a la hora de concentrarnos y de aprender datos de memoria.

Por otro lado, dormir más de las siete u ocho horas que tienden a recomendar los médicos como estándar de descanso también puede ocasionar perjuicios en nuestra salud. En concreto, elsueño excesivo puede alterar el equilibrio tanto en los neurotransmisores como en la serotonina del cerebro, lo que puede conducir al padecimiento de fuertes cefaleas que nos incapaciten temporalmente. Por si fuera poco, descansar más horas de las aconsejables puede alterar nuestro ciclo de sueño haciendo que nos quedemos despiertos hasta más tarde durante la noche y provocando molestas jaquecas a la mañana siguiente.

Para prevenir este tipo de disfunciones relacionadas con las cefaleas y las horas de sueño, hemos de establecer una rutina fija y mantenerla estable durante toda la semana. También debemos evitar la realización de tareas que nos puedan activar antes de acostarnos, como ejercicio físico o el uso excesivo de dispositivos electrónicos como ordenadores, tablets o televisores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *