Cuál es el mejor dispositivo Android de 2014

Con el curso tecnológico casi finalizado, os animamos a elegir el mejor smartphone Android del año 2014, uno de los más intensos de la última década. Durante este año hemos podido ver, probablemente, la mejor gama de smartphones de la última década. Si echamos un ojo a la gama alta, es difícil decantarse claramente por uno. Todos cumplen unos requisitos mínimos de calidad, y las diferencias ahora las marcan los pequeños detalles.

Android-Lollipop

No obstante, siempre podemos nombrar a un ganador. Y teniendo en cuenta que el 2014 está llegando a su fin, hoy desde Hipertextual os preguntamos cuál creen que ha sido el mejor smartphone con Android de este último año. Los candidatos son los siguientes:

Samsung Galaxy S5

samsung-galaxy-s5-destacada2_copia

El terminal de Samsung fue uno de los primeros flagships que conocimos en este año 2014. Llegó en el MWC, rompiendo así la tradición de Samsung. Trajo un potente hardware compuesto por un SoC Qualcomm Snapdragon 801 y 2 GB de RAM, una excelente pantalla SuperAMOLED Full HD de 5.2 pulgadas, una gran cámara de 16 megapixeles con sensor ISOCELL, una amplia batería de 2.800 mAh… Sin duda, sobre el papel, el Samsung Galaxy S5 es uno de los más conjuntos completos del año.

No obstante, el Samsung Galaxy S5 seguía pecando en dos aspectos: diseño y software, dos puntos que han sido criticados durante años en la familia Galaxy S. Por un lado, seguía empleando plástico en su construcción, algo que pocos fabricantes han seguido haciendo durante el 2014. Por otro, TouchWiz seguía sin estar tan optimizado como nos gustaría –aunque es cierto que respecto al Samsung Galaxy S4, mejoró mucho–. Estos detalles, como bien resumió mi compañero Javier Lacort, han hecho que este Samsung Galaxy S5 sea “una bestia sin alma”. Pero, a pesar de ello, es inevitable incluirlo entre los mejores Androids del año.

HTC One (M8)

mejor Android 2014

Con el HTC One (M7), la compañía asiática dio un giro completo. Apostó por un diseño totalmente renovado –y muy atractivo, todo hay que decirlo– e incorporó detalles diferenciadores como los altavoces duales en la zona frontal. Con el HTC One (M8), el fabricante intentó refinar la formula aún más, y, en su mayor parte, el resultado ha sido exitoso.

El One (M8) llegó con un diseño algo más pulido y ergonómico, unos altavoces mejorados, un procesador aún más potente, una gran pantalla de 5 pulgadas IPS, una batería de gran capacidad y un software atractivo y optimizado. Pero, al igual que el Samsung Galaxy S5, también mantuvo dos inconvenientes de su predecesor: la cámara trasera Ultrapixel y la ergonomía.

La cámara Ultrapixel demostró en 2013 ser un fracaso, pero HTC volvió a apostar por ella de cara al 2014. Y, como era de esperar, el resultado ha sido nefasto. De la misma forma, HTC ha repetido diseño con este HTC One (M8), y, aunque estéticamente es todo un acierto, ergonómicamente no. El M8 seguía siendo algo incómodo de usar, sobre todo comparado con otros terminales como el Moto X o el LG G3.

LG G3

mejor Android 2014

Tras lograr el éxito con el LG G2, la compañía llegó a 2014 llena de esperanzas. Paralelamente, el público también tenía muchísimo hype en los días previos al LG G3. Y es que apuntaba a ser el mejor Android de la primera mitad del año 2014. Pero por desgracia, no resultó ser así –al menos no totalmente–.

El LG G3 trajo consigo un diseño muy mejorado, una cámara más sólida y potencia por los cuatro costados. Pero los antiguos fantasmas de LG (que parecían haber desaparecido con el LG Optimus G y LG G2), volvieron: LG quiso ser la primera en montar una pantalla 2K y el tiro le salió por la culata.

La inclusión de una pantalla 2K, a pesar del excelente hardware, implicó una pérdida de rendimiento (a la que también contribuyó la falta de optimización del software) y un decremento de la autonomía del terminal. Precisamente, dos de los puntos fuertes del LG G2, desaparecieron en este LG G3 como fruto de la avaricia de la compañía. No obstante, sigue claramente entre los mejores terminales del año, aunque no es claramente “el mejor”, como muchos esperábamos.

OnePlus One

mejor Android 2014

El OnePlus One llegó inspirado por la idea “Nexus” de lanzar smartphones de calidad a un precio muy bajo. Y para ello, OnePlus (filial de Oppo) partió con unas especificaciones técnicas excelentes: SoC Snapdragon 801, 3 GB de RAM, pantalla IPS de 5.5 pulgadas Full HD, sensor Sony Exmor RS de 13 megapixeles… A esto le añadió un reducido precio de 269€ para la versión más básica, algo que hizo que este producto fuera aún más goloso.

No obstante, no todo era maravilloso. El sistema de venta del OnePlus One ha sido desastroso(basado en invitaciones durante una gran parte de este año), y se han reportado repetidos fallos relacionados con pantallas amarillentas. Asimismo, la pantalla y la cámara, aunque son realmente buenas, se sitúan ligeramente por debajo de los terminales top del mercado, quedando así un pequeñogap entre ellos.

Pero poco más podemos pedir por ese precio. Por ello, no cabe duda que este OnePlus One debe estar entre los mejores del sector.

Sony Xperia Z3 y Z3 Compact

mejor Android 2014

En 2014, Sony ha dado un gran paso hacia delante con su gama Xperia Z. Ha sabido solventar los errores de modelos anteriores y, además, aportar valor añadido. Como fruto de ello, a finales de 2014 presentó el Sony Xperia Z3 y el Sony Xperia Z3 Compact, dos versiones pulidas del Sony Xperia Z2 y del Sony Xperia Z1 Compact que pudimos ver a comienzos de 2014 y que reflejan claramente el buen momento de Sony.

Ambos llegaron con potentes SoCs Qualcomm Snapdragon 801, pantallas de buena calidad, unas de las mejores cámaras en el panorama Android, diseños muy pulidos, resistencia a polvo y agua y, como no podía ser de otra forma, unas autonomías muy prolongadas. Poco se puede replicar a estos Sony Xperia Z3 y Z3 Compact. Quizá pulir algo más el procesado de imagen y la ergonomía, pero son detalles menores.

Samsung Galaxy Note 4

mejor Android 2014

El último phablet de Samsung ha llegado para hacerse un hueco entre los mejores. Comparte gran parte de la filosofía que ya vimos en el Samsung Galaxy S5, pero lo mejora en un aspecto clave: el diseño. Y es que el Note 4 llegó con una mejora en el diseño y la construcción del dispositivo que le ha hecho un gran favor a la familia Galaxy Note. Cuenta con un marco de aluminio pulido y una trasera de policarbonato rugoso. Un gran avance respecto a modelos anteriores.

Asimismo, también incorpora lo último en especificaciones técnicas: Qualcomm Snapdragon 805, pantalla SuperAMOLED QHD, sensor Sony Exmor RS de 16 megapixeles… Nuevamente, poco más se le puede pedir al Samsung Galaxy Note 4 en términos de hardware.

Todo lo contrario que en el apartado de software, donde TouchWiz sigue haciendo de las suyas. Sí, funciona mejor que en el Samsung Galaxy S5. Y sí, es mucho más útil en este Samsung Galaxy Note 4 (gracias a las funciones asociadas al S-Pen), pero, aun así, sigue existiendo mucho margen de mejora.

Motorola Moto X

moto-x-20

El Moto X (2013) fue uno de los mejores smartphones del momento, pero pecó en varios apartados. Con el Moto X (2014), Motorola ha tratado de solventar la mayoría de esos fallos, y, en gran parte, lo ha conseguido, convirtiendo de nuevo al Moto X (2014) en uno de los mejores del año.

Cuenta con un hardware aún más potente, una construcción más sólida, una pantalla de mayor resolución y un software aún más pulido y útil. Pero no todo es de color rosa en el Moto X (2014). Su autonomía es bastante pobre teniendo en cuenta el estándar del año 2014; su cámara, aunque no llega a ser desastrosa, sí es mejorable en comparación con otros smartphones de su misma gama; y su pantalla, aunque supone un salto hacia delante, no es ni mucho menos la mejor AMOLED que hemos podido ver en este año.

No obstante, en términos de rendimiento, fluidez y velocidad, este Moto X es insuperable. Y eso, junto con otros aspectos positivos del terminal como su diseño y construcción, hacen que deba estar sin lugar a dudas entre los mejores del año.

Nexus 6

mejor Android 2014

Como no podía ser de otra forma, el último de los Nexus también merece estar entre los mejores Androids del año. En esta ocasión, el Nexus 6 incorpora un hardware top compuesto por un Qualcomm Snapdragon 805, 3 GB de RAM, una pantalla 2K AMOLED de 5.96 pulgadas, una cámara de 13 megapixeles con estabilización óptica, Android 5.0 Lollipop… A priori, pocas quejas podemos tener de este Nexus 6.

Pero en las primeras pruebas, el Nexus 6 ha demostrado, una vez más, que no es el Nexus completo que todos esperábamos. Su cámara sigue siendo inconsistente, quedando por debajo de los principales flagships del momento; y su pantalla, sin ser mala, tiene coloraciones algo extrañas en determinados momentos (aunque parece estar causado por software más que por el panel).

En el lado positivo, encontramos el resto: buena construcción, un software muy completo como es Android 5.0 Lollipop, velocidad, buena autonomía… Si Motorola hubiese corregido esos dos pequeños fallos, estaríamos, sin dudas, ante el mejor smartphone Android de este año. Pero no es así.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *