Cosas que te indican que no debes casarte

Por supuesto que hay millones de razones maravillosas por las cuales deberías comprometerte, la más importante es que se aman y les gustaría compartir sus vidas juntos. Pero, antes de empezar con la lista de bodas, asegúrate de que estás listo para ello.

Sientes desprecios entre ustedes

Es normal que en una relación larga haya enfados y algunos hábitos de tu pareja molesten, pero cuando eso pasa al siguiente nivel, al de los desprecios, es mejor pasar de largo. La pasividad agresiva es otro mal presagio que se puede percibir cuando uno se queja de su pareja en el trabajo con tuno burlesco y que lo único que indica es que los problemas de comunicación ya son insalvables y que es que no recorras el camino al altar.

Sientes que tienes que cambiar para hacer feliz a tu pareja

No necesitas tener todo en común para ser una pareja perfecta. De hecho, las relaciones más placenteras son aquellas que disfrutan las diferencias o por lo menos les dan su espacio y la importancia que merecen. En cambio, si sientes que tienes que seguir evolucionando y cambiar cada uno de los aspectos de tu personalidad para gustar a tu pareja… ¡su relación está condenada al fracaso!

Sientes que es la única forma de confianza

El matrimonio es maravilloso, favorable y satisfactorio. Pero si tu pareja necesita pasar por altar para confiar en que la quieres, ha llegado el momento de que te apees de esa relación, no es tu tren. Puede deberse a diversas razones como que no seas lo suficientemente claro al expresar tus sentimientos, o que te haga creer que es así y que solo casándote creerá tu amor. De todas formas, independientemente de cuál sea la razón, este matrimonio no va a resolver ninguna duda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *