Cosas que no sabías de WhatsApp y explican por qué es como es

WhatsApp lleva ya años siendo el servicio de comunicación instantánea más grande de todo el mundo. Y ahora es propiedad de Facebook, pero no arrancó bajo el paraguas de la compañía de Mark Zuckerberg. Sus orígenes se remontan al año 2009, y su fundación corrió a cargo de Jan Koum, que sigue liderando el equipo de trabajo de la aplicación. Pues bien, hay tres datos clave en la historia de WhatsApp que seguro no conocías, y que te harán comprender por qué la app es como es.

jan koum brian acton

Lo primero y más interesante es que no nació como un servicio de mensajería. Sin embargo, sí nació en torno a la idea de que mensajes y llamadas son ‘incómodos’ en determinados momentos. En sus orígenes era una agenda inteligente en la que sencillamente podíamos ver nuestros contactos y su situación. Es decir, que en WhatsApp podíamos comprobar qué estaban haciendo nuestros contactos, de tal modo que podíamos saber si es buen momento para contactar con ellos, o no.

WhatsApp, de ‘What’s up’ o ‘¿Qué pasa?’, por su traducción al español

¿Qué pasa? Esa es la traducción directa de What’s up, que es en realidad el sentido de su nombre. Pero siendo una aplicación, cambiar ‘Up’ por ‘App’ le da ‘un toque’. Sea como fuere, el primer paso ‘rompedor’ que dio Jan Kuom, y que explica una de las claves que se mantienen en WhatsApp, está en su intención de dar inteligencia a la agenda del teléfono. Según explicó en el año 2009 su fundador, hasta dicho momento las libretas de contactos no habían sido inteligentes; por eso, WhatsApp empezó a aprovechar datos ya existentes sobre nuestra libreta de contactos y, sobre la misma, incluir la información de estado.

Tuvieron que pasar varios meses, hasta 2010, para que WhatsApp estuviera disponible en Android. Y fue en 2014 cuando la compañía de Mark Zuckerberg –Facebook- anunció la compra de la compañía por 19.000 millones.

WhatsApp comprada por una ‘empresa de publicidad’ ¿por qué ellos no la incluyen?

Desde que la aplicación viró hacia la mensajería instantánea, e incluso antes, su fundador se empeñó en asegurar que no incluirían publicidad. Y no lo hicieron anteriormente, pero es que tampoco lo han hecho a pesar de ser comprados por Facebook. Es otro dato importante, porque la firma de Mark Zuckerberg ve la gran mayoría de sus ingresos gracias a la publicidad, y WhatsApp no ha ‘explotado’ esta fuente. Sencillamente, porque su fundador Jan Kuom y su cofundador Brian Acton venían de trabajar en Yahoo! y dedicarse a ello.

‘Lidiar con la publicidad es deprimente’comentó en una ocasión Brian Acton en una entrevista a Forbes. Según él, que ahora no forma parte de WhatsApp, ‘no haces mejor la vida de nadie al hacer que la publicidad funcione mejor’Pero es que según Jan Koum, la filosofía de la empresa es exactamente la misma: ‘el marketing únicamente levanta polvo’. Comentó esto a la misma revista para asegurar que ‘se te mete en los ojos, y no te deja enfocarte en el producto’.

WhatsApp aún no es tan de Facebook… como le gustaría a Facebook

Actualmente, el servicio de mensajería instantánea está mantenido por los servidores de IBM. Hay más de 700 servidores repartidos por todo el mundo que hacen posible que funcione la aplicación, son de IBM, y corresponden al ‘Cloud’ de esta empresa. Así que ellos son los responsables, en cierto modo, de las caídas de WhatsApp cuando se han producido picos de intercambio de mensajes entre los usuarios de la plataforma.

No obstante, las caídas más recientes tienen que ver con otro aspecto, aunque directamente relacionado: está en curso su migración a los servidores de Facebook. La compañía de Mark Zuckerberg quería migrar el funcionamiento de WhatsApp a servidores propios a finales de este año 2017, pero parece que los planes se han retrasado. Facebook no ha dado detalles oficiales en ningún momento, pero la migración parece haber sido el motivo de la inestabilidad de WhatsApp en los últimos meses, y todavía no ha concluido esta importante operación a nivel técnico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *