Consejos útiles para cuidar el motor de tu auto

Al tratarse de una de las partes más importantes de tu vehículo, es necesario que lo mantengas en perfecto estado.
Para cuidar el motor de tu auto es imprescindible que sigas los consejos que indica el fabricante y que no te olvides de realizar todas las revisiones recomendadas. Sin embargo, hay algunos consejos puntuales que también es importante tener en cuenta para que el motor se mantenga siempre en buen estado.

Aqui algunos consejos para cuidar el motor de tu vehiculo

1. Controlá los niveles: Para esto, no hace falta ser un experto. Es fundamental chequear que el refrigerante, el líquido de frenos y el aceite estén en sus niveles adecuados. “Es importante hacerlo regularmente”, afirma el jefe de servicios de Maipú Ford.
2. Realizá el mantenimiento preventivo indicado para cada vehículo: Para conservar la garantía, y asegurarte de que a la revisión la realice personal especializado, es recomendable que lleves tu vehículo a las concesionarias oficiales. “Las revisiones preventivas incluyen control de aceite, mangueras, correas, entre otras”, aclara el jefe de taller Maipú Ford.
3. Reemplazá los filtros de combustible y aire con regularidad: el filtro de combustible protege tu motor de sedimentos dañinos. Un filtro nuevo permitirá que el combustible fluya limpio al motor. Esto te ayudará a mejorar el funcionamiento del vehículo y a disminuir el consumo de combustible.
4. Prestá atención a los indicadores de advertencia del tablero: ya sean luces o sonidos: ante cualquier duda, llevá tu vehículo al service oficial.
5. Revisá que no haya pérdidas de fluido: “Esto es muy fácil de ver en el suelo del garaje”, resalta el jefe de servicios de Maipú Ford. Observá si las mangueras están viejas, si tienen ranuras o si están desgastadas, ya que por ellas se puede escapar el refrigerante u otros líquidos.
6. No esperes a que el combustible esté siempre en mínimo para recargarlo: el combustible tiene sedimentos, los cuales se asientan en el fondo del tanque de combustible. Si conducís tu vehículo al mínimo de combustible, estarás succionando los sedimentos acumulados, el filtro no podrá retenerlos a todos y pasarán al motor, lo que provocará un daño interno.
7. Utilizá una marcha constante: evitá acelerar y detenerte, el motor siempre funciona mejor y tiende a durar más cuando trabaja de manera constante.
8. Revisá regularmente: los bornes de la batería y controlá que no estén sulfatados.
9. Verificá el funcionamiento del electro ventilador, ya que si no funciona correctamente, el vehículo puede levantar temperatura y fundir el motor.
10. Utilizá el combustible adecuado, indicado en el manual de mantenimiento de tu vehículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *