Consejos para sobrevivir en San Valentin

Pareciera no haber escapatoria: toda la ciudad se empapela de rosado, las redes sociales no podrían lucir más amelcochadas y la presión por hacer de San Valentín el evento más romántico del año empieza a sentirse. ¿Quieres saber cómo hacerla linda este 14 de febrero? Entonces sigue leyendo.

1.- Confía en el delivery

Averigua con algo de anticipación qué restaurantes tienen servicio a domicilio y asegúrate de hacer tu pedido temprano y disfrutarás de una exitosa cena en casa. O, si lo prefieres, contrata a un chef para que cocine solo para ustedes. Lo mismo con las flores y, si no tomaste previsiones, también con las bebidas alcohólicas. Y al día siguiente, que les lleven el desayuno a la cama: empresas como Dulce Sorpresa (www.dulcesorpresaperu.com) se encargan de llevarles el café caliente y todo lo que se les antoje hasta la puerta de su casa.

2.- Termina con tu ex

Ojo que no proponemos que termines con tu pareja, sino que te decidas a romper de una vez con tu ex. Sácalo de tu cuenta de Facebook y Twitter, borra su teléfono de tu agenda, haz lo que creas pertinente para cortar ese lazo de una vez. ¿Necesitas inspiración? Entonces ve a BreakUpWithYourEx.com, una web que ha propuesto que el 13 de febrero sea el Día en el que se termine con el ex. Así puedes pasar el 14 sin pensar en él o ella.

3.- Ignora la fecha

San Valentín es quizá una de las celebraciones más odiadas del año. Pero ¿quién dice que tenemos que festejarlo? Este año, ignora olímpicamente las vitrinas color peptobismol, a los vendedores de flores y a las parejitas.

Este año, ese gordito irresponsable de las flechas no pasará. Total, es martes, solo tienes que irte a dormir temprano porque tienes trabajo al día siguiente. Eso sí, ni se te ocurra entrar al Facebook porque te van a molestar tanto los románticos que le juran amor eterno a sus parejas, como los que botan bilis por la fecha.

4.- Que tu hogar sea un búnker

Planea con cuidado las provisiones que necesitarán para una noche perfecta sin salir de casa. Hoy en la noche, sal a comprar todo lo que necesites, así podrás evitar los lugares públicos mañana. Vino, algo de comida para picar, quizá alguna película, un buen setlist, flores, lencería, todo vale. La cosa es no abandonar ese remanso de paz hasta que pase el peligro.

5.- Asúmelo

Que no van a encontrar sitio en ningún restaurante, que probablemente les tome una hora avanzar diez cuadras, que hordas de enamorados pululan por las calles, eso ya lo saben. Pero si tienes alma de kamikaze, asume que el 14 de febrero es así, y abraza el caos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *