Consejos para relacionarte con tu suegra

Mujeres! La relación con tu familia política es un arte que debes cultivar cuando comienzas con una pareja, ¡tarea que no es nada fácil!. Quizás adores a tu suegra, pero si perteneces a la mayoría de las mujeres que tienen problemas con su suegra, este artículo va a interesarte mucho.

A medida que vas avanzando con tu pareja, puede ser que las diferencias se vayan aplacando, y hasta puedas aprender a quererla. Pero, también puede sucederte lo contrario, y que cada día te sientas más molesta e irritable.

 Tu suegra:

– ¿Está continuamente preocupada por la vida de su hijo?

– ¿Es muy demandante y entrometida?

– ¿Es autoritaria?

– ¿Teme que seas la culpable de robarle el cariño de su hijo?

– ¿Critica todo lo que haces porque piensas que no estás al nivel de su hijo?

 Tu suegra es y seguirá siendo siempre la madre de tu pareja, por ende, te aconsejamos que lo más saludable para ti misma es comenzar a implementar estrategias para soportarla!

 Es por esto, que pensamos algunos consejos prácticos para ti…

 8 Consejos para llevarte bien con tu suegra:

1) Recuerda que en tu pareja son dos, no debes incluirla demasiado. Ella no tiene que saber todo sobre ustedes; evita hablar de las discusiones y problemas cotidianos que tienes con su hijo. Mantén una saludable distancia, evitando males mayores.

 2) Intenta comunicarle de manera clara cuales son tus puntos de vista; agradécele sus comentarios y consejos, pero déjale en claro que tú tomarás las decisiones que involucren tu vida.

 3) Evita las confrontaciones.

 4) No olvides que tu suegra es la madre de tu pareja, evita hablar mal de ella con él… Busca una amiga para descargarte, esto ayudará a no desgastar tu relación.

 5) Fomenta el diálogo con ella, pero elige temas casuales, en los que no te veas demasiado involucrada.

 6) Pídele algún consejo, así se sentirá respetada por ti.

 7) Evita vivir demasiado cerca de su casa, respeta tus espacios; no dejes que te invada.

 8) Intenta conocer sus gustos, para halagarla de vez en cuando. Te ganarás su cariño y evitarás problemas mayores.

 Lo problemático es que probablemente las discusiones no sólo te involucren a ti y a tu suegra, sino que pronto esto repercutirá en otras personas que aprecias, y el problema será cada vez mayor.

 Prueba con estos consejos, y consulta el animómetro;

te sorprenderás de los cambios en tu estado de ánimo si evitas los problemas con tu suegra.
¡¡Cuéntanos tus resultados luego de poner en práctica estos consejos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *