Consejos para la batería del Samsung Galaxy S6

El Samsung Galaxy S6 es un gran terminal, pero de nada te valen todas sus características si no puedes activarlas porque tu batería apenas aguanta el tiempo que estás fuera de casa. Por suerte hay formas de conseguir que la batería dure un poco más, al menos lo suficiente para llegar a casa y ponerlo a cargar, de forma que no tengas que llevarte el cable a dondequiera que vayas. Aquí tienes algunos consejos muy sencillos para la batería de tu Samsung Galaxy S6.

Samsung-Galaxy-S6-Edge-Portada

1. Revisa tus aplicaciones

Comencemos con uno muy importante. Los desarrolladores cada vez hacen a sus aplicaciones menos consumidoras de batería optimizando al máximo sus funciones, pero aún existen muchas apps que se comen tu batería. De hecho, esta sería una de las principales razones por las que la gente odia la app de Facebook. Y cosas como esta se notan en especial en el Galaxy S6 debido a la baja capacidad de su batería.

Para reducir, al menos en parte, este drenaje de batería, lo mejor que puedes hacer es dirigirte al cajón de aplicaciones, ver todas las apps instaladas y desinstalar aquellas que no uses (siempre que se puedan desinstalar, claro). Si se trata de aplicaciones preinstaladas y no las usas, puedes desactivarlas acudiendo a Ajustes > Aplicaciones, seleccionas aquella que quieras desactivar y, una vez dentro, pulsa sobre la opción de inhabilitar. No te liberará el espacio de almacenamiento que ocupa, pero al menos no te consumirá esa energía extra.

AndroidPIT Samsung Galaxy S6 screenshot
Posiblemente no necesites todas las aplicaciones que vienen preinstaladas. 

También puedes comprobar cuál de las aplicaciones te drena más la batería. Una cosa que puedes hacer es esperar a que tu batería esté al 10 o 15%  e ir a Ajustes > Batería > Uso de batería y mira a ver si alguna aplicación está consumiendo batería sin razón alguna. A partir de ahí puedes tomar las medidas que quieras: inhabilitarla, desinstalarla, dejarla que siga alimentándose de tu batería o regañarla para que se porte mejor.

2. Carga correctamente tu dispositivo

Esto puede parecer muy obvio, pero a menudo esas cosas que se dan por sentadas son las primeras que se pasan por alto. El cargador que trae de fábrica el Galaxy S6 usa carga rápida adaptativa, pero es compatible con cualquier adaptador compatible con Quick Charge 2.0. Si no quieres andar guardando y sacando cada día el cargador de tu bolsillo, mochilla, bolsa del súper o sombrero, quizás quieras hacerte con uno de esos cargadores, aunque yo siempre recomiendo los oficiales por lo que pueda pasar.

No podemos pasar por alto su capacidad de carga inalámbrica. Los cargadores circulares, debido a su tamaño y comodidad, pueden dejarse sin problemas en tu escritorio, en la mesa de la cocina, o para aquellos más aventureros, en algún lugar del baño. Existen una amplia oferta de cargadores inalámbricos por alrededor de 10€, aunque nunca está de más hacerse con el oficial de Samsung. Estos cargadores inalámbricos pueden venirte bien para dejar un momento tu smartphone mientras haces otras y, de paso, gana algo de energía extra.

s6 wireless charging
La carga inalámbrica te permite cargar tu dispositivo en cualquier lugar.

3. Oscurece la pantalla

Una de las mejores características de nuestro protagonista es su pantalla, con sus colores vívidos, pero de vez en cuando quizás prefieras sacrificar esas tonalidades que te podrían derretir los ojos para conservar algo de tu vista para el futuro. No es necesario tener todo el rato el brillo al máximo, en casi todos los casos tenerlo por debajo del 50% es más que suficiente (es más cuando lo probé, mientras estaba en mi casa lo tenía al 20% y se veía perfectamente. Puede que el brillo automático te ayude en este caso a mejorar tu autonomía.

Otra táctica, que seguro que conoces si eres un veterano usuario de las pantallas AMOLED, es usar como fondos de pantalla imágenes lo más oscuras posible. Las pantallas AMOLED, como ya sabrás, apagan aquellos píxeles que representan el color negro, de ahí su fama de representar los negros más puros. Como se puede deducir, cuantos menos píxeles estén encendidos, menos batería se gastará. Usa fondos oscuros si quieres prolongar tu autonomía, así como diseños más oscuros en aquellas apps que puedas elegir entre tonos claros y oscuros.

AndroidPIT Samsung Galaxy S6 smart manager
Reducir el brillo te ayudará a aumentar la duración de tu batería.

4. Desactiva lo que no uses

Te sorprenderías de la cantidad de personas que salen de casa y se dejan la conexión WiFi activada sin necesitarlo. Buena parte de lo que hacemos en nuestro smartphone gira alrededor de la conexión WiFi y de los datos, pero eso no significa que tengan que estar activos todo el tiempo. Usa la lógica y desactiva aquellas conexiones que no vayas a usar, porque aunque no lo parezca, tener esas funciones activas sin necesitarlas te consume batería.

También debes tener en cuenta cuánto usas los servicios de localización y activarlos solo cuando sean necesarios. Poca gente en este mundo necesita del GPS para ir a la tienda de al lado a comprar el pan. Si no vas a darle uso a la localización, desactívala, siempre podrás volver a activarla fácilmente en la barra de notificaciones.

5. Usa el modo Ahorro de Energía

Al igual que la mayoría de fabricantes, Samsung ha implementado un modo de ahorro de energía propio para que puedas alargar en lo posible su no muy amplia batería para que puedas aprovechar hasta la última gota de tu pila. Un acierto, sin duda.

El modo “ahorro de energía” es el que trae por defecto Android. Este modo se limita a apagar aquellas funciones que no son imprescindibles, como los datos, la conexión Wi-Fi, la localización, y además reducirá la potencia del procesador para que no consuma tanto (aunque la diferencia de rendimiento apenas la notarás). Con esto podrás ahorrar hasta un 10% de batería. Este modo de ahorro de energía se puede activar automáticamente al 50, 20, 15 o 5% de batería o puede activarlo tú mismo.

AndroidPIT Galaxy S6 Galaxy S5 ultra power saving mode
El modo de Ultra Ahorro de Energía puede no ser atractivo, pero al menos es eficaz..

La opción más radical es el modo “Ultra Ahorro de Energía” implementado por Samsung, una opción que está hecha para usarse en momentos en los que la batería se te va a quedar más seca que un cactus en el desierto. La pantalla de inicio se transforma mostrándose en escala de grises, deshabilita algunos servicios de datos y limita las aplicaciones que puedes usar. Si la batería de tu smartphone se está quedando seca, seguramente te interese usar este modo para esa llamada importante que tienes pendiente y no tienes forma de cargar tu terminal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *