Consejos para bajar de peso en poco tiempo

Los sistemas de entrenamiento están cambiando y se adaptan a las necesidades de las personas, que suelen buscar resultados rápidos en sesiones de poco tiempo.

Cuando vamos a un gimnasio o entrenamos con un personal trainer las rutinas tradicionales presentan dos problemas:

  • Trabajan un músculo o grupo muscular por vez. Eso nos demanda mucho tiempo.
  • Cuando queremos bajar de peso todo se reduce a sesiones cardivasculares: bici, cinta y elíptico. Pero, como te contamos en otra nota, hacer sólo ejercicio cardivascular no alcanza para adelgazar.

Entonces… ¿Cómo lograr resultados rápidos?

La respuesta es realizar entrenamientos multiarculares o globales. Consisten en:

  • Entrenar varios músculos a la vez. Logramos que nuestro cuerpo gaste más calorías, use más energía y obtenga resultados rápidos. Los ejercicios globales tienen beneficios extra: fortalecen las articulaciones, mejoran la postura y ayudan a las personas en las tareas cotidianas.
  • Hacer ejercicios de alta intensidad. Por eso, es muy importante hacer pausas durante cada ejercicio, que deben ser activas (no dejar de moverse) o cortas (menos de 30 segundos). En vez de ejercitar un músculo, descansar y volver al mismo músculo (que es lo que solemos hacer), los entrenamiento globales proponen alternar los grupos musculares y, de esta forma, NO PARAR.
  • Hacer más tipos de movimientos. Los entrenamientos globales no se reducen a tirar o empujar, también podemos saltar, correr, arrastrarnos, etc. Nos ayuda a estar mejor para las actividades diarias y a quemar muchas calorías.
  • Ejercitar al aire libre. Estos ejercicios no se realizan con máquinas, sino con elementos como pelotas, bandas de goma, trampolines, tobilleras, discos, etc. Podemos, entonces, entrenar en lugares abiertos como plazas y parques. Nos motiva más a ejercitar, sobre todo cuando el tiempo está lindo.
  • Tonificar y quemar. Los objetivos de estos entrenamientos son mejorar la fuerza y tonificar los músculos. Ayudan en el corto plazo a acelerar el ritmo del metabolismo basal y, por consiguiente, a quemar más calorías en reposo.

Si a este efecto del entrenamiento le sumamos una dieta reducida en calorías, obtendremos muy rápido los resultados esperados: bajar de peso, tonificar los músculos y mantener una buena salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *