Conoce que tan mentiroso eres según tu forma de escribir

Conoce que tan mentiroso eres según tu forma de escribir. ¿Qué implica la confiabilidad u honestidad? La mentira, como tal, tiene diferentes matices. Todas las personas adultas mienten en algún momento; de todas formas, no es lo mismo omitir información o disimular un estado anímico que mentir abiertamente, estafar, engañar o embaucar a alguien. Una mentira puede ser generada por miedo, por vergüenza, orgullo, vanidad, comodidad, por algún complejo, por debilidad de carácter, o también por un exceso de fantasía o exageración, etc. Pero también puede ser generada con malicia, en virtud de lograr algún beneficio y ser planificada estratégicamente. La mentira que analizaremos aquí a través de elementos de la grafología se referirá a la acción de ocultar o distorsionar información en forma consciente y con intención.

size1_9410_letra

La evaluación de este aspecto es complejo e implica la contemplación de muchos indicadores, que deben ser chequeados y validados uno por uno con sumo detalle, ya que hay rasgos que son más significativos y rasgos que son reforzadores. Es muy importante tener en claro que solo se identificará una tendencia, por lo tanto, podremos conocer si, en caso de darse un escenario que lo propicie, podría caer en realizar acciones que se presuman deshonestas.

Grafológicamente, hay 33 aspectos que son evaluados en relación a este aspecto en un escrito. A continuación, solo enunciaremos algunos de éstos y su significado (mirá las imágenes de arriba que acompañan la nota):

1 – Óvalos abiertos abajo:
 para que sea válido, este rasgo debe predominar en el escrito. Esto manifiesta que la persona tendrá cierta tendencia a manejarse instintivamente y poner su foco en lo material. Es una persona propensa a ocultar, manejarse con poca sinceridad y con falsedad.

2 – Letra “p” en doce o en dos trazos: persona con aptitud comercial, afán de dinero y tendencia a disimular estados anímicos y pensamientos en virtud de lograr su objetivo.

3 – Letra “s” caída por debajo del renglón: esta letra está vinculada con los valores y juicios sociales mediante los cuales interactuamos con los otros. Cuando esta letra se encuentra caída, simboliza la tendencia a ocultar y falta de sinceridad.

4 – Letras poco definidas (cuando es hecha a propósito):
 indicio de falta de compromiso, de deseos de ocultar sus verdaderas intenciones.

5 – Escritura artificial/ estereotipada:
 persona que tenderá a manejarse con diplomacia, reserva, apariencia y con falta de espontaneidad.

6 – Puntos, comillas, signos innecesarios en el escrito, que no son parte de la redacción: tendencia a ocultar o disfrazar las cosas.

Es muy importante tener en cuenta que solo podemos hablar de deshonestidad cuando existe una predominancia entre los 33 ítems que deben ser evaluados, y no considerar hechos aislados. Por ejemplo, que una persona escriba con una presión débil y a la izquierda no hablará de falta de honestidad, sino de tendencia a ser una persona más propensa a ser manipulada. Como así también que una persona utilice una letra imprenta o estereotipada solamente, no significa que sea deshonesta, simplemente será una persona que tenga la tendencia a cuidar su imagen pública, a cuidar las formas en el ámbito social o laboral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *