Cómo solucionar el problema de batería de Facebook y Messenger

No es ninguna novedad. Las aplicaciones de Facebook y Facebook Messenger, el popular servicio de mensajería de la propia red social, gastan muchísima batería. Sin embargo, este problema se ha agravado ahora con la última actualización que la compañía ha puesto en marcha para las dos aplicaciones.

Según los usuarios que ya la han probado alrededor del mundo, las versiones más recientes pueden mermar considerablemente la duración de la batería de nuestros equipos con Android. Indican que cuando las aplicaciones están abiertas, la batería puede reducirse un 1% cada minuto. Esto significa que en apenas una hora, nuestro dispositivo puede llegar a perder más de la mitad de la carga, en el caso de que la batería del equipo estuviera al cien por cien. Si salimos de casa con la batería a la mitad, puede que nos quedemos sin energía a media mañana. Una auténtica sangría que debería resolverse lo antes posible.

facebook

Por suerte, el equipo de Facebook es perfectamente consciente del problema. David Marcus, responsable del equipo de Messenger en Facebook, ha explicado que en principio el problema ha sido resuelto en los servidores de la compañía. ¿Esto qué significa? Pues que en principio que la incidencia habría quedado solucionada y que no haría falta que los usuarios actualizaran de nuevo la aplicación. Eso sí, para dar solución definitiva a la incidencia, el usuario tiene que reiniciar la aplicación – tanto Facebook como Messenger – en su teléfono móvil o tableta. En este sentido, bastaría con cerrar bien las aplicaciones y volverlas a encender de nuevo. Si tienes dudas sobre si lo has hecho bien o no, también puedes probar a reiniciar tu teléfono o tableta de cero para solventar la incidencia de raíz.

Pero si habitualmente tienes problemas con la batería de tu móvil Android por culpa de Facebook, quizá deberías plantearte un cambio. ¿Sabías que en lugar de consultar esta red social a través de la aplicación oficial, también puedes hacerlo desde el navegador? De este modo, lo único que tendrás que hacer es desinstalar la aplicación, claro, y a continuación, acceder a Facebook a través del navegador. Desde el teléfono podrás interactuar sin problemas con las publicaciones y subir contenidos (también fotografías). La experiencia no es mala, aunque está claro que es mucho mejor a bordo de la aplicación, pero al menos no consume tanta batería. Lamentablemente, perderás la opción de hacer login en muchas otras aplicaciones y servicios con tu ID de Facebook, pero a cambio ganarás autonomía. Y eso no está pagado con dinero, ¿verdad?

facebook

Si no quieres desinstalar la aplicación, también puedes desactivar las notificaciones y acordarte siempre de cerrarla, porque la mayoría de veces se queda funcionando en segundo plano. Otra cosa que puedes hacer es desactivar la reproducción automática de los vídeos, porque es otra funcionalidad que consume muchísima batería. Si finalmente te animas, también puedes descargar Facebook Lite, que es una versión más ligera y reducida de la misma red social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *