Cómo saber si tienes que cambiar tu Samsung Galaxy Note 7

La noticia de las baterías explotando de los Samsung Galaxy Note 7 y su retirada de producción ha dado la vuelta al mundo esta semana en el campo de la tecnología. Ya son más de 70 casos en los que el dispositivo ha ardido y explotado, el último caso ayer mismo en manos de un niño de seis años, así que Samsung no ha perdido un minuto y se ha puesto las pilas para dar carpetazo a este asunto y garantizar la seguridad de sus dispositivos de manera inmediata. Por ello, ha puesto en marcha un sitio web donde el usuario puede comprobar, a partir del IMEI de su producto, si es uno de los terminales dañados que se deben mandar a reparar.

samsung-galaxy-note-7-011

La página es absolutamente simple, un fondo blanco y un hueco para introducir el IMEI de tu Galaxy Note 7, y un botón para enviar la información. Recuerda que puedes encontrar el IMEI en la caja, o mirando en el mismo dispositivo, ya sea con la combinación de teclas *#06# en el teclado, o en la sección de ajustes, “sobre este teléfono“. Si el resultado es positivo, significa que tu terminal forma parte de esa remesa defectuosa y debes proceder a contactar con la casa Samsung para devolverlo inmediatamente. Una vez hagas esa llamada, te aconsejamos que apagues el terminal, por seguridad. Si el resultado es negativo, no tienes nada que temer y puedes seguir disfrutando de tu Galaxy Note 7 sin problema. Eso sí, no te hagas muchas ilusiones, ya que dado que los teléfonos potencialmente dañados son prácticamente todos los vendidos fuera del mercado chino, las probabilidades de tener un Galaxy Note 7 “limpio” son pocas. Probablemente lo que busca Samsung con esta medida es tener lo más detallada y formalizada la lista de daños.

Samsung Galaxy Note 7 LG V20

Desde 1993 no ocurría que Samsung se veía obligado a retirar productos en mal estado de manera masiva, algo que por ejemplo Apple sí ha llevado a cabo en dos ocasiones en los últimos diez años, sin que le haya supuesto un perjuicio especial a su imagen ni a sus ventas a largo plazo. Aun así, Samsung  se está moviendo todo lo rápido que puede para que su mejor terminal hasta la fecha no sea condenado al ostracismo por un fallo puntual. Y es que el Samsung Galaxy Note 7 es sin duda un teléfono a batir, tanto en resolución de pantalla como en velocidad de procesador, acabado estético y funciones avanzadas. La duda que se plantea ahora es si la marca coreana optará por continuar fabricando las baterías con su filial Samsung SDI, o si contará con otro proveedor para enmendar una situación que genera ya recelo entre sus usuarios. La empresa china ATL, que ahora mismo fabrica un 30% de las baterías del Galaxy Note 7, y que también fabrica para Apple, suena como una vía de escape en los mentideros de la red.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *