Cómo funciona una grúa de asistencia

La grúa es uno de los artefactos más útiles inventados por el hombre. Este aparato nos permite levantar pesos enormes, de manera que podemos realizar construcciones o arrastrar vehículos enteros basándonos en los principios fundamentales de la física, específicamente, la dinámica de partículas, la hidráulica y la mecánica clásica.

grua

Por regla general son ingenios que cuentan con poleas acanaladas, contrapesos, mecanismos simples, etc. para crear ventaja mecánica y lograr mover grandes cargas.

Las primeras grúas fueron inventadas en la antigua Grecia, accionadas por hombres o animales. Estas grúas eran utilizadas principalmente para la construcción de edificios altos. Posteriormente, fueron desarrollándose grúas más grandes utilizando poleas para permitir la elevación de mayores pesos. En la Alta Edad Media fueron utilizadas en los puertos y astilleros para la estiba y construcción de los barcos. Algunas de ellas fueron construidas ancladas a torres de piedra para dar estabilidad adicional. Las primeras grúas se construyeron de madera, pero desde la llegada de la revolución industrial los materiales más utilizados son el hierro fundido y el acero.

Existe una gran cantidad de grúas, unas son más complejas que otras. Incluso, algunas utilizan el electromagnetismo para levantar objetos pesados sin invertir esfuerzo y la menor cantidad de energía posible.  Entre estas encontramos las gruas de asistencia las cuales se encargan del traslado de vehículos para solventar cualquier percance que pueda tener una persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *