Cómo funciona la carga inalámbrica en el Samsung Galaxy S7

Uno de los mejores accesorios para tu smartphone Samsung Galaxy S7 o para el Samsung Galaxy S7 Edge es, sin duda, el Samsung Wireless Charger: la plataforma de carga inalámbrica que te ayuda a mantener un poco más despejado tu espacio de trabajo y –de paso– te ofrece una carga más rápida de los terminales.

Samsung_Wireless_Charger_01

Te explicamos cómo funciona la carga inalámbrica en el Samsung Galaxy S7 y te contamos algunas curiosidades sobre el proceso.

¿Cómo se produce la carga inalámbrica?

Los cargadores inalámbricos –como el Samsung Wireless Charger– permiten transmitir energía a tu dispositivo sin necesidad de cable gracias a la creación de un pequeño campo electromagnético que puede detectar el smartphone.

La estación de carga inalámbrica tiene que estar conectada a la corriente y el smartphone deberá apoyarse sobre su superficie en la posición correcta. En el caso del Samsung Galaxy S7, podremos colocarlo de manera vertical u horizontal para leer fácilmente las notificaciones aunque el terminal esté cargando.

Instrucciones para cargar el Samsung Galaxy S7

Lo primero que tenemos que hacer es conectar el Samsung Wireless Charger a la corriente con un cargador (te puede servir el del propio Samsung Galaxy S7 porque utiliza el mismo tipo de cable USB). La estación de carga mostrará entonces una pequeña luz azul en la base, para indicar que todo está listo para ponerse en marcha.

A continuación, coloca el Samsung Galaxy S7 apoyado encima, en posición horizontal o vertical. Es importante que sepas que la carga se activa automáticamente y no es necesario configurar ningún ajuste del teléfono. De hecho, con este método puedes cargar el teléfono, sin importar si está apagado o encendido.

La luz azul se mantendrá encendida durante el proceso si el teléfono está bien apoyado, o se apagará si no has colocado el Samsung Galaxy S7 en la posición correcta. Pista: lo ideal es que sitúes el teléfono justo en el centro del círculo, dejando que la parte inferior apoye en la base.

Una de las características más interesantes del nuevo Samsung Wireless Charger es la carga rápida: puedes obtener velocidades hasta 1,4 veces superiores a las que ofrecen otras estaciones de carga inalámbrica.

Ventajas e inconvenientes

Samsung Wireless Charger

El Samsung Wireless Charger mide 113,4 mm x 87,2 mm x 88 mm y pesa 167 gramos, por lo que es ligero y manejable. El diseño también es bastante atractivo y la inclinación de la superficie facilita mucho el uso del teléfono cuando se está cargando: podrás manejar las aplicaciones, consultar las notificaciones o incluso dejar activos vídeos para verlos sin tener que sujetar el Samsung Galaxy S7 en la mano.

El inconveniente principal es que, aunque no necesitas cable para enchufar el teléfono, la estación de carga sí tiene que estar conectada a la corriente con su cable. No obstante, al no tener que tirar del cable ni desenchufar el dispositivo para utilizar el móvil, puedes mantener un poco más ordenado tu espacio de trabajo (pasando el cable, por ejemplo, por detrás de la mesa y directamente hacia el enchufe).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *