Como elegir el mejor antivirus

Una de las mejores formas de protegernos frente amenazas es disponer de una buena solución antivirus. En el mercado hay muchas opciones para elegir, por lo que es posible que acabes algo liado a la hora de decantarte por una. Lo primero que tienes que preguntarte es: “¿qué tipo de uso le doy al ordenador?” No es lo mismo que necesites un antivirus para el trabajo, en la que los datos deben estar lo más protegidos posibles, a que sea para uso personal. En este último caso también importan otras cosas, como que disponga de control parental, si tienes hijos en casa, o que no afecte al rendimiento.

En cualquier caso, más allá del uso que le des, hay algunos consejos que deberías poner en práctica. Si es que quieres disfrutar de un buen antivirus que te aleje de peligros, tanto a ti como a los tuyos.

1. Versión de prueba

La mayoría de los antivirus disponen de una versión de prueba que te permitirá probarlo antes de pagar una licencia. Te recomendamos que lo hagas, porque así comprobarás mejor si es realmente efectivo y si es válido para lo que necesitas. Por ejemplo, algunos como ESET Internet Security o Kaspersky Anti-Virus 2018 te dan la posibilidad de probarlo gratis durante un mes. Otros como el G Data Internet Security 2018 te permiten probarlo 30 días sin compromiso y recibir la devolución del dinero en caso de que no haya respondido tus expectativas. Este último es una solución actual que te mantendrá lo suficiente protegido ante cualquier tipo de malware y que, además, ejecutará un análisis rápido del sistema.

Este antivirus incluye cortafuegos, así como protección contra los ataques de red (IDS) o contra el temido ransomware. Asimismo, ofrece escáner de UEFI, el equivalente actual a la antigua BIOS, y se integra con el gestor de correo en busca de posible malware. Trabaja tanto con POP3 como con IMAP. Este software tiene un coste de 35 euros anuales.

G Data

2. Cortafuegos incluido

Ante un ataque a tu red desde Internet, el cortafuegos es, sin duda, la primera línea de defensa. Por tanto, tiene que estar preparado para luchar ante cualquier tipo de acceso no autorizado, evitando así que un atacante entre en la red local o a tu PC. Es fundamental, por tanto, que el antivirus que elijas disponga de esta función. Si es el caso, te recomendamos que desactives el cortafuegos de Windows. Algunos usuarios aseguran que notan un mayor rendimiento cuanto esto ocurre. Además, los antivirus actuales están preparados para trabajar sin problemas consumiendo pocos recursos.

3. Protección para ecommerce

Comprar por Internet ya es algo de lo más habitual en cualquier ordenador que se precie. Te aconsejamos que mires que el antivirus que instales disponga de protección para el ecommerce. Te mantendrá protegido durante las transacciones de un posible robo de datos o phishing, uno de los métodos mas usados por los ciberdelincuentes para estafar y obtener información confidencial de forma fraudulenta. Como por ejemplo, información detallada sobre las tarjetas de crédito o de las contraseñas.

phishing

4. Control parental

¿Tienes hijos en casa que usan el ordenador? Si es así te recomendamos que el antivirus que elijas disponga de control parental. Se trata de una herramienta que permite a los padres limitar el acceso a diferentes aplicaciones o servicios a los que los menores pueden tener acceso. También permite limitar el tiempo de uso que se le da al equipo. Imagina que quieres que tu hijo esté solamente una hora conectado. Pasado ese tiempo el ordenador se apagará de forma automática.

Lo mejor de un antivirus con control parental es que restringe la entrada a páginas web en función de su contenido. Asimismo, también bloquea la transferencia de datos personales a través de clientes de mensajería instantánea. Cuando el control parental está activado, los mensajes con información personal se paralizan y los intentos de mensajes se muestran en el informe. La gran ventaja de esta función es que en la pestaña configuración podrás conocer si tu hijo puede estar en peligro a la hora de hacer uso del PC y poner freno a esto.

control parental

5. Que consuma poco

Es cierto que todos los antivirus utilizan recursos del ordenador, pero uno bueno debería proteger sin ralentizar demasiado el sistema. Por tanto, otro de nuestros consejos es que te decantes por un software de calidad para disfrutar de la máxima seguridad, y así seguir trabajando en tu equipo sin retardos. Ten en cuenta que con algunas soluciones más limitadas se reduce la protección con el objetivo de conseguir una mayor fluidez.

6. Troyanos bancarios

Algunos antivirus cuentan con protección contra troyanos bancarios. ¿Qué significa esto? Básicamente, que tendremos un plus de seguridad a la hora de entrar en nuestra cuenta del banco a través de Internet y operar con ella. Piensa que cada minuto salen nuevas amenazas y que los ciberdelincuentes se encargan de distribuirlas. Por tanto, es una de las mejores formas de estar protegidos al completo y al instante.

soporte técnico

7. Soporte técnico

Es muy importante que el antivirus que elijas disponga de un soporte técnico a la altura, capacitado para asesorar y ayudar en caso de problemas. Las amenazas actuales como el Ransomware pueden ocasionar que, en un momento determinado, necesitemos una ayuda extra ante un bloqueo o secuestro. Antivirus como G Data o ESET ofrecen un soporte bastante profesional. Ya tengas problemas con la factura, con el software, con un virus o en un pedido. El contacto generalmente se puede realizar mediante un correo electrónico, o un teléfono que está operativo de lunes a viernes 24 horas.

8. Solución global

Por último, si tienes la posibilidad de decantarte por una solución global mucho mejor. De esta forma, estarás a salvo, no solo cuando uses el ordenador, también cuando estés manejando el móvil o tableta. Estar protegido en todos los dispositivos que utilizas y a la vez, es una forma de evitar malware y demás peligros que acechan la red.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *