Como dormir mejor gracias a la tecnologia

Si eres de los que pase lo que pase duermen como angelitos o, mejor dicho, auténticos troncos, estamos seguros de que no necesitas nada especial para dormir. Lo más probable es que seas capaz de dormirte en cualquier rincón y que no tengas mayores problemas para conciliar el sueño tras un día de trasiego. Pero no todo el mundo es tan afortunado.

Más de cuatro millones de adultos españoles sufren insomnio crónico y prácticamente un 35% tienen dificultades para dormir de manera ocasional. Y aunque para resolverlo en muchas ocasiones bastará con tratar aquellos problemas de la vida real que nos impiden descansar con tranquilidad, debes saber que la tecnología también puede echarnos una mano. Hoy queremos ayudarte a usar la tecnología para dormir mejor. ¿Quieres saber cómo? Pues sigue leyendo a continuación para descubrirlo.

iluminación noche

La iluminación

Es clave para dormir mejor e irse a la cama con buen pie. Estamos seguros de que últimamente has leído cosas acerca de los peligros o inconvenientes que puede tener consultar el teléfono móvil antes de ir a dormir. Todo tiene que ver con el tipo de luz que emiten los dispositivos y las alteraciones que pueden producir en el denominado ritmo circadiano o ritmo del sueño. Mariana Figueiro, experta del Centro de Investigación de la Luz del Instituto Politécnico Renssealerde Nueva York, ha investigado a conciencia los problemas o alteraciones que puede tener la luz en el descanso de las personas. Una de las primeras recomendaciones es, pues, la de no consultar el móvil y el ordenador dos horas antes de ir a dormir, algo que – ya lo decimos desde ahora – puede que resulte sencillamente imposible para muchos usuarios que se despiertan y se duermen mirando el móvil.

La luz azulada que emiten estos dispositivos en ondas cortas puede afectar a unos receptores que tenemos en el ojo y que fueron descubiertos hace relativamente poco. Estos se encargan de enviar una señal al cerebro para que se suspenda la producción de melatonina, la hormona que nos ayuda a regular nuestros ciclos y lógicamente, a conciliar el sueño.

Una buena opción es la de ir apagando las luces conforme vaya llegando la hora de ir a dormir. Esto pasa por contar con diferentes puntos de luz, tanto en el salón como en la habitación: pequeñas lamparitas que nos ayuden a ir reduciendo la iluminación en nuestro hogar y permiten a nuestro cuerpo empezar a producir generosas cantidades de melatonina. Marcas como Philips, por ejemplo, cuentan con productos específicos para esto. El Philips Wake Up Light es un sistema de iluminación que también funciona como despertador natural, pero que también nos ayudará a conciliar el sueño, porque simula el atardecer. De este modo, va preparando el cuerpo mientras disminuye la luz. Los sonidos también acompañan para que tengas un sueño más agradable.

 

philips wake up light

Otra cosa que puedes hacer si antes de dormir te gusta leer es optar por las pantallas de tinta electrónica. Si eres de los que se han pasado radicalmente del papel a lo digital, quizá sería interesante que optaras por alguno de los lectores de tinta electrónica que tienen Amazon, Barnes & Noble y otras firmas que tienen sus productos en el mercado. Las pantallas de tinta electrónica no están retroiluminadas como las LCD, así que producen menos fatiga visual. Las imágenes son más brillantes e incluso se ven mejor en exteriores.

Existe, además, otra lámpara que también promete ayudarnos a dormir mejor y que se ha popularizado muchísimo últimamente. Se trata de la Withings Aura, una lámpara que funciona junto con un sensor de movimiento que tendremos que ubicar debajo del colchón y que medirá todos nuestros movimientos, la respiración y el ritmo cardíaco. Además, la lámpara que tendremos en la mesilla de noche realizará otros cálculos, como por ejemplo la temperatura, la polución y la iluminación. Será la propia lámpara la que se encargue de analizar nuestros patrones de sueño y de ir adaptando la iluminación y los sonidos para que conciliemos el sueño y nos despertemos de una manera mucho más agradable.

Aplicaciones para el móvil

Otra cosa que se ha puesto de moda son las aplicaciones para el móvil. Si quieres dormir bien (o mejor) las encontrarás de todos los tipos y calidades. SleepCycle es una de las más conocidas. Está disponible tanto para iOS como para Android y te permite controlar la calidad del sueño. Se trata de una herramienta inteligente que funciona a través de nuestro smartphone: un smartphone que tendrás que colocar debajo del colchón para que vaya registrando toda la información que la aplicación necesita para ser efectiva. Verás cuántas horas has sido capaz de dormir profundamente, cuándo te has despertado o cómo de ligero ha sido tu sueño en determinados momentos. De este modo, podrás tomar decisiones sobre cómo dormir o si debes acudir a un especialista para recibir ayuda.

Sleep As Android va un paso más allá. Además de registrar tu ciclo de sueño, la aplicación también se encarga de detectar los ronquidos y de hacer chasquidos espontáneos para evitarlos. También incluye canciones y sonidos agradables para que nos durmamos con tranquilidad e incluso contar ovejitas, una técnica clásica y rudimentaria para conciliar el sueño.

samsung gear fit 2

Pulseras de monitorización

Si con las aplicaciones no tienes bastante, quizá puedas optar por una de estas pulseras de monitorización que están en el mercado. Las encontrarás por distintos precios, así que no te preocupes si no tenías previsto gastarte un dineral. Este tipo de pulseras, además de calcular tu actividad diaria, pueden monitorizar tus horas de sueño y posteriormente, ofrecerte gráficos claros y sencillos para que sepas cómo descansas cada noche. Si habitualmente practicas deporte, también podrás ver el número de pasos, las calorías quemadas, tu ritmo cardíaco o incluso la presión arterial, dependiendo de lo sofisticado que sea el modelo. Tienes, por ejemplo, la Woxter Smart Fit 10 por 35 euros; la Samsung Gear Fit 2, por 200 euros; la Honor Band Z1, por 80 euros o la Garmin vivofit 3, por 130 euros.

Sonidos agradables

Pero esto no es todo lo que puedes hacer. Otra opción interesante es la de los sonidos agradables. Si bien es cierto que tienes muchos útiles, aplicaciones y aparatos para conciliar el sueño de una manera más agradable y placentera, también debes tener en cuenta los beneficios de los sonidos. En YouTube, pero también en plataformas como Spotify, encontrarás discos y grabaciones para relajarte. Así, además de escuchar música relajante con instrumentos zen, tendrás la opción de disfrutar de horas y horas de sonidos de agua, pájaros, lluvia, tormentas con truenos y otros sonidos que, curiosamente son fantásticos para crear atmósferas agradables. Hay quien incluso puede llegar a relajarse escuchando el ruido de una lavadora en marcha. Si lo juntas todo puede que dormir cada noche se convierta en una experiencia verdaderamente placentera y saludable.

Mientras le vas echando un vistazo a todo esto, te dejamos con algunas grabaciones que a nosotros nos dejan en modo zen. ¿Y tú, has probado ya alguna de estas técnicas y tecnologías? Cuéntanos cuáles son tus rituales para dormir como un angelito abajo en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *