Cómo cortar una tarjeta SIM y convertirla en microSIM o nanoSIM

Los smartphones son cada vez más avanzados. Sus cámaras tienen más megapíxeles, los procesadores ganan núcleos y sus pantallas crecen y crecen, pero si hay algo que ha ido reduciéndose de forma constante son las tarjetas SIM. A día de hoy en nuestro país, las tarjetas SIM siguen siendo lo que hace nuestros teléfonos eso, teléfonos. Sin una SIM podremos usar todas las funciones del móvil si nos conectamos a un WiFi, pero no será posible usar la red de datos ni hacer o recibir llamadas, de ahí que sea una pieza tan importante.

cortar-SIM

Las tarjetas SIM se han ido miniaturizando con el paso del tiempo y actualmente hay varios tamaños en circulación, lo que provoca que a veces nos veamos obligados a cambiar el tipo de tarjeta SIM. Al contrario de lo que muchos usuarios puedan pensar, no es necesario pedir un duplicado, se puede cortar a mano, eso sí, con cuidado y siguiendo los pasos que te explicamos a continuación.

tarjetas SIM

Antes de entrar en materia vamos a hacer un repaso a los distintos tipos de tarjetas SIM que existen:

  • SIM: Herederas de las tarjetas telefónicas de los 80, fueron las tarjetas SIM que se insertaron en los primeros móviles y que actualmente están en completo desuso. Medían 85,6 x 53,98 milímetros, el mismo tamaño que una tarjeta de crédito convencional, no nos extraña que fueran retiradas hace años.
  • MiniSIM: Las MiniSIM son las tarjetas SIM de toda la vida, esas que insertábamos en nuestros Nokia 3310 o Alcatel One Touch Easy. Tienen un tamaño mucho más reducido (25 x 15 milímetros) que permitió que los diseños de los móviles se hicieran más compactos y ligeros. La mayoría se insertaban a través de una ranura colocada bajo la batería.
  • MicroSIM: Actualmente son el estándar más extendido. Los smartphones integran muchos más componentes que un teléfono móvil de los de antes y la necesidad de ahorrar espacio es crucial -sobre todo ahora que a los fabricantes les ha entrado esa obsesión por la delgadez. Apple fue responsable del nacimiento de las MicroSIM cuando decidieron recortar el tamaño a 15 x 12 milímetros con el primer iPad y más tarde con el iPhone 4. Desde entonces la práctica mayoría de fabricantes ha adoptado este estándar.
  • NanoSIM: Las NanoSIM son las tarjetas SIM más pequeñas que existen en la actualidad (12,3 x 8,8) y en ellas se elimina el plástico de alrededor, dejando únicamente el chip. De nuevo, Apple estrenó este estándar con el iPhone 5 y ya son muchos los terminales que la integran, aunque de momento la mayoría son terminales de gama alta como el Samsung Galaxy S6 o los nuevos Nexus 5X y Nexus 6P.

Utensilios necesarios

Para poder cortar tu tarjeta SIM al tamaño necesario tendrás que hacerte con varias herramientas:

  • Tijeras. Vale con cualquiera, pero cuanto mejor afiladas estén mejor saldrá el corte.
  • Regla. También te puede servir cualquier objeto que te permita trazar líneas rectas.
  • Bolígrafo o rotulador para marcas las líneas por donde cortar.
  • Lija para suavizar los bordes.
  • Plantilla en PDF. Este es el elemento más importante y el que te guiará a la hora de hacer las marcas.

Cómo cortar una tarjeta SIM

Actualmente la mayoría de operadores móviles ofrecen las tarjetas SIM en varios tamaños directamente, para que el usuario pueda recortarla según las necesidades de su móvil. Sin embargo en muchos casos nos vemos obligados a recortar nuestra tarjeta SIM para poder ponerla en el móvil que acabamos de estrenar. Lo más habitual es cortar una MiniSIM a MicroSIM, pero cada vez hay más móviles con NanoSIM. Te contamos cómo cortar tu SIM.

1) Lo primero que debes hacer es descargar e imprimir el documento PDF que adjuntamos. Hay que imprimirlo en un folio tamaño A4 para que salga exactamente del mismo tamaño.

2) Coloca la tarjeta sobre el dibujo de manera que coincida exactamente con la silueta correspondiente.

3) Sujeta la tarjeta SIM y usa la regla para marcar las líneas de corte. Recomendamos usar un rotulador fino para que queden bien marcadas.

4) Coge las tijeras y corta el plástico por las líneas con cuidado de no salirte, pero recuerda que siemprees mejor si te quedas corto que si te pasas.

5) El último paso es suavizar los bordes con la lija y probar que nuestra SIM modificada entra bien en labandeja o ranura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *