Cómo conquistar un gimnasio en Pokémon GO

La idea es capturar todos aquellos que puedas. Incluso los que ya tengas repetidos. Así, puedes acceder a tu colección y fijarte en aquellos que ya tienes. Seleccionas el que menos Puntos de combate o PC tenga, deslizas hacia abajo, y pulsas en transferir. Esto hará que te deshagas de dicho Pokémon, enviándoselo al profesor Willow, y recibiendo un caramelo de su especie como premio.

Pokemon Go hands on

Este caramelo se puede invertir en mejorar al Pokémon con mayor Puntos de Combate que se ha mantenido. Basta con ir a su ficha y pulsar sobre Dar más. Algo que nos hace gastar polvo estelar y un número determinado de caramelos de su especie. A cambio, el número de puntos de combate y de puntos de saludo aumentan. Es decir, el Pokémon pega más fuerte y aguanta más golpes en un combate.

Ahora, solo queda repetir esta tarea con el resto de Pokémon, deshaciéndote de aquellos que tienes repetidos y mejorando a los más potentes.

Y ¿una vez que has mejorado tus Pokémon? Ahora sí. ¡A combatir! Claro que, antes de enzarzarte en ningún combate, lo primero es revivir y recuperar a tus Pokémon. Para ello puedes abrir la mochila y utilizar revivir para los Pokémon que estén fuera de combate, y las pociones y superpociones para restaurar sus puntos de salud.

Entonces sí. Solo queda escoger un gimnasio de un color contrario en el que combatir. Recuerda que puedes ver todos los contrincantes a los que te enfrentarás antes de iniciar el combate. Así, podrás escoger tus Pokémon más potentes o mejor preparados para el combate. No dejes de atender al tipo de Pokémon al que te enfrentarás: normal, fuego, agua, hierva, volador, etc. Cada uno tiene sus puntos fuertes y débiles contra los demás. Estudia tu mejor combinación antes de entrar en la batalla.

Una vez en combate, la mecánica es sencilla. Sin tener que esperar un turno, como sucedía en los juegos clásicos, solo hay que pulsar sobre la pantalla para lanzar ataques simples. Algo que nos lleva a aporrear de forma bastante frenética el móvil para conseguir la mayor rapidez posible entre ataque y ataque. Sin embargo, también es posible deslizar el dedo a izquierda y derecha. Esto permite esquivar algunos ataques, como cuando el enemigo desprende un flash amarillento antes de un envite. Por último, es posible mantener el dedo pulsado sobre la pantalla para lanzar un ataque especial. Claro que, para ello, es necesario llenar las barras de energía de la esquina superior izquierda mediante ataques sencillos.

Con ello en mente, solo hay que utilizar los Pokémon del tipo dominante, aprovechar los ataques fuertes de vez en cuando y evitar los envites enemigos cuando sea preciso.

Y recuerda, puedes combatir en equipo para recibir ayuda de otros entrenadores para liberar un gimnasio Pokémon de mayor nivel.

Una vez que has conseguido acabar con todas las rondas del gimnasio, su icono pasa a un color blanco. Es entonces cuando puedes acceder a él y, con el botón de la esquina inferior izquierda, seleccionar uno de tus Pokémon para que lo defienda. En ese instante serás líder del gimnasio. Eso sí, el Pokémon que dejes permanecerá en el gimnasio hasta que sea derrotado, sin poder utilizarlo en otros combates hasta que no se recupere.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *