Cómo configurar tu iPhone nuevo desde 0

Así que te has levantado esta mañana y Papá Noel te había dejado una pequeña cajita con una manzana impresa, ¿eh? Enhorabuena, tienes entre tus manos uno de los mejores móviles del mercado. Recuerda antes de nada hacerte accesorios fundamentales como son una funda y un protector de pantalla que protejan tu dispositivo para que dure muchos años en plena forma.

Sé que las ansias te pueden, pero es momento de no dejarnos llevar por ellas y configurar nuestro nuevo iPhone adecuadamente siguiendo unos sencillos pasos. ¿Empezamos?

Usa la configuración automática

 iOS 11 cuenta con una función muy útil para estos casos llamada Configuración automática. Como puedes deducir, tu propio móvil transferirá de forma automática tus datos de tu viejo teléfono al nuevo. Eso sí, para que esto sea posible es necesario que tu viejo teléfono tenga instalado también iOS 11.

En este proceso accederás a tus cuentas de iCloud, Keychain, iTunes, the App Store, iMessage y FaceTime de forma automática. Es muy sencillo: solo tienes que tener los dos móviles al lado y verás cómo aparece una pantalla en tu viejo iPhone preguntándote si quieres configurar el nuevo. Solo has de pulsar sobre continuar y escanear el código que aparecerá en la pantalla del viejo con la cámara del nuevo. ¡Y a disfrutar!

Configuración manual

Si vienes de iPhone pero quieres hacer este proceso manualmente, has de saber que las cosas han cambiado. Tu nuevo iPhone contará con iOS 11 como SO nativo y precisamente este iOS integra una configuración inicial más corta que antaño. Con la nueva configuración express podrás empezar a usar tu iPhone en apenas unas pocas pantallas.

En general, tendrás dos procesos: el que te permitirá recuperar la configuración de tu iPhone anterior o hacerlo como si fuera uno nuevo. La principal ventaja del primero es que ya tendrás todo a tu gusto, sin embargo con el segundo te librarás de algunas apps que seguro que no usabas.

Entre las pantallas que te vas a encontrar simplificadas están las del Wi-Fi, Buscar mi iPhone, Ajustes de Localización y analíticas para enviar diagnósticos a Apple. Te recomendamos que actives todos ellos.

  • Apple ID. Introduce las credenciales de tu identidad de Apple o crea una nueva. Es vital que memorices el email y la contraseña porque las vas a necesitar para comprar Apps o acceder a la nube.
  • En tu nuevo iPhone iCloud es fundamental, así que asegúrate de que accedes con tu Apple ID para sincronizar automáticamente tus contraseñas, archivos, etc.
  • Configuración de Face ID o Touch ID: No te lo saltes y configura el sistema biométrico de seguridad de tu iPhone nuevo porque hacerlo mejorará la seguridad de tu dispositivo. Para activarlo después tendrás que ir a Ajustes > Touch ID/Face ID & Passcode

  • Usa la fototeca: Da igual que hayas elegido un iPhone de 64 o de 256GB, activa la Fototeca para asegurarte de que todas tus fotos y vídeos cuentan con una copia de seguridad. Posteriormente podrás cambiar esta configuración en Ajustes > Fotos > Fototeca de iCloud.
  • Introduce todas tus cuentas de correo electrónico con sus respectivas contraseñas para integrarlas en el gestor Mail. Si quieres hacerlo más adelante, deberás ir a Ajustes > Cuentas y contraseñas.

¿Y si vengo de Android?

Entonces lo mejor es que cojas tu viejo móvil y le instales Move to iOS desde Google Play. Para ello, asegúrate de que tienes espacio suficiente en tu iPhone nuevo, ambos están en la misma red Wi-Fi y cuentan con batería suficiente.

Ya podrás comenzar la configuración de tu iPhone hasta llegar a Apps y Datos, momento en el que verás 4 opciones, la última de todas ellas es “Transferir datos desde Android”. Abre la app Move y pasa tus cuentas de correo, contactos, mensajes, fotos, calendarios, favoritos y apps compatibles que sean gratis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *