Cómo comprobar si un móvil es robado

Tiempo atrás, cuando Vibbo era Segundamano, la compañía anunció que en los portales de compraventa, los teléfonos inteligentes son ‘la estrella’. Porque, aunque en este tipo de portales web hay muchísimos otros productos de segunda mano disponibles, los más exitosos son los dispositivos móviles –incluyendo las tabletas-, y es algo que se repite exactamente igual en Wallapop y similares. Ahora bien ¿cómo podemos saber si un móvil es robado? Hay varios métodos, aunque ninguno de ellos es infalible.

imei smartphone

Cuando se formaliza una compra de un producto de segunda mano de este tipo, igual que en la venta si nos tocase la otra parte, lo conveniente es entregar la factura de compra correspondiente. Así se evitan problemas y dudas, se puede contrastar que el móvil no es robado, y además se puede gestionar la garantía con más comodidad, si corresponde. Pero cuando no se entrega factura, por uno u otro motivo, también se puede comprobar que no es robado de otra manera, y es con el IMEI del dispositivo.

El código IMEI se puede consultar pulsando *#06# en el propio teclado de marcación del dispositivo. Este código IMEI es un identificador único para el dispositivo, y exactamente el mismo es el que debería aparecer también en la caja del producto y en la factura de compra. Si el IMEI del dispositivo no corresponde con el de la factura, es evidente que nos están intentando colar gato por liebre. Más allá de esto, y volviendo al posible caso en que no haya factura de compra, aún así tenemos otra forma de comprobar que el terminal no sea robado, o al menos, que no haya denuncia sobre el código IMEI en cuestión.

Lo podemos hacer a través de esta página web, que es válida a nivel internacional. Quiere decir que, según describen sus desarrolladores, si alguien ha denunciado a la Policía o Guardia Civil el robo de un dispositivo móvil con su código IMEI, aquí debería aparecer. En caso de que no aparezca, bien puede ser porque igualmente es robado pero no se ha denunciado, o bien porque, sencillamente, no es un móvil robado. En cualquier caso, siempre conviene formalizar la compraventa en un documento escrito firmado por las dos partes identificadas por su DNI, con el dispositivo también identificado por su IMEI, con todos los datos sobre la compraventa como el precio y otros detalles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *